CONSULTORIO DE FAMILIA

http://hoy.com.do/image/article/484/460x390/0/9CBC57AA-DCB2-4AC3-9268-13065A8AF615.jpeg

Sicloga, Terapeuta familiar
Pregunta de la lectora: ¿
Piensa usted que  los haitianos sobrevivientes del terremoto puedan superar esa situación, en la cual han perdido sus casas y familiares?  Han tenido una experiencia espeluznante.

Respuesta de la terapeuta: Personas que han estado expuestas a acontecimientos traumáticos, como en este caso, sufren un impacto psicológico porque sus vidas han estado expuestas a un riesgo extremo. La exposición al horror, temor y desesperanza pueden desarrollar el Síndrome de Estrés Postraumático.

Los  acontecimientos traumáticos suelen ser impredecibles para las personas. Se reconoce que no se tiene control de lo ocurrido, lo que genera en las personas una serie de síntomas, que a su vez aumentan la hiperactividad fisiológica.

Dentro de los síntomas conocidos tenemos la reexperimentación del acontecimiento traumático, mediante el cual aparecen, de manera recurrente, recuerdos sobre el suceso, sueños repetitivos, y la persona revive mentalmente la experiencia como si estuviera ocurriendo en ese momento. Cuando se exponen a situaciones que le recuerdan el acontecimiento comienzan de nuevo a sentir síntomas, sienten malestar psicológico  como si el suceso estuviera ocurriendo en ese momento.

Aparecen conductas de evitación. Las personas evitan de manera persistente exponerse a estímulos o situaciones asociados al trauma. Se manifiesta como evasión de sentimientos, pensamientos, conversaciones del suceso traumático.

Otros síntomas asociados a la activación son los ataques de ira o irritabilidad, la dificultad para conciliar o mantener el sueño, dificultad para concentrarse, hipervigilancia, respuestas exageradas de sobresalto, episodios de ansiedad, entre otros.

De acuerdo a toda esta sintomatología las personas tienen que recibir asistencia psicológica para superar el trauma al que estuvieron expuestas.

Este caso es más complejo porque, además, pierden  vínculos afectivos, referentes familiares, sociales y religiosos. No están la casa, los padres, hermanos, la escuela, universidad, el club, el sacerdote o pastor.  Su realidad ha sido transformada brusca y violentamente por un acontecimiento traumático: “el terremoto”.

En el caso de Haití, donde persisten las réplicas, el estrés aumenta  ante el temor de que  volverá  a ocurrir. Si se les ofreciera un techo para dormir es  probable que no puedan hacerlo.