CONSULTORIO DE FAMILIA

http://hoy.com.do/image/article/419/460x390/0/6A9665B0-73BC-42D6-B24A-367A0CE0435F.jpeg

Sicóloga, Terapeuta familiar
Pregunta del lector: Mi mamá es una mujer nerviosa. Vive con mis hermanos y mi papá. Se siente muy sola  porque ella no tiene familia en ese lugar. La visito con mi esposa todos los fines de semana. Llora en ese lugar y hasta se ve  un poco alterada de los nervios. Mi papá tiene 80 años ¿Dígame que puedo hacer? Estoy sufriendo viendo a mi mamá así.

Respuesta de la terapeuta: Lamento que su madre se encuentre en ese estado. Su madre no está sola, está rodeada de sus hijos, su pareja, y usted que la visita todos los fines de semana.

 El  primer paso a dar es buscar un geriatra, quien es un médico especialista en envejecientes.

 Ella podría estar haciendo un proceso depresivo o ansioso y ustedes no se estén dando cuenta.

Hay que velar por ellos para que tengan calidad de vida y equilibrar su estado de ánimo.

En  esta etapa de la vida se van perdiendo facultades mentales, reflejos, capacidad motora, entre otras, podría ella estar reaccionando a estas pérdidas.

Usted podría hablar con sus hermanos, los que viven con ella, o con buenos vecinos, para que le busquen actividades recreativas.

Llevarla a un parque, pasearla por el pueblo, visitar amigos, ir a la iglesia, entre otras. Así no experimentará esa sensación de aislamiento y ruptura con el medio y personas de valía para ella.

Quizás pueda resultar más beneficioso para ella que usted la visite quincenal,  el dinero que usted gastaría un fin de semana en visitarla, se disponga para  una actividad placentera.

Para esto no hay que invertir mucho dinero. Sólo hay que averiguar qué le gusta, qué le gustaría conocer, a dónde le gustaría ir, a quienes les gustaría visitar.

No deje de involucrar a todos los miembros de la familia, ellos pueden hacer aportes importantes en esa tarea.

Otra opción que usted tiene es llevarla con usted un fin de semana y darle el beneficio de cambiar de ambiente y actividades.

Si ella está muy mayor, no siempre es recomendable sacarla por mucho tiempo de su contexto, pues es el que conocen, saben por dónde caminar, dónde están guardadas sus cosas.

 Pueden moverse con facilidad en su hábitat sin tropezase con las cosas que les rodean.

Sus padres ameritan una evaluación con un geriatra. Ambos se merecen tener calidad de vida.