CONSULTORIO DE FAMILIA

http://hoy.com.do/image/article/335/460x390/0/911D8C3F-6411-4511-9ACC-D7D3639D228B.jpeg

Sicóloga, Terapeuta familiar
Pregunta de la lectora: Puedo estar alegre, si pasa un inconveniente con mi pareja caigo en depresión. Su familia se trasladó a otra ciudad, está afectado, se siente solo. Él estudia en la universidad, no trabaja, yo sí. No tenía donde quedarse, tomamos la decisión  de que viviera conmigo en casa de mi madre. Hubo desacuerdos en mi familia. Hablan mal de él por su poca responsabilidad. Decían que no me convenía, lo ven con resentimiento. Nos hemos llegado a ofender, estaba dolida, desilusionada, no entendía por qué había cambiado conmigo. Cuando su familia estaba aquí, él era más alegre. No hemos podido llevarnos bien desde entonces.

Respuesta de la terapeuta: Decisiones precipitadas sin medir consecuencias generan mucha tensión. Tendrán que aprender a resolver los problemas en la medida que se presenten.

Parece que su familia de origen tenía otra expectativa respecto a usted. Ellos tuvieron que aceptar que su novio viniera a vivir con ustedes. No les dejaron otras alternativas. Me parece que ustedes necesitan dialogar sobre lo que está pasando y aclarar. Si no lo hacen, los conflictos aumentaran.

Si la familia de su esposo se mudó hace más de seis meses y no ha superado la separación, no ha logrado readaptarse, es muy probable que esté muy apegado y dependa emocionalmente de ellos.

Parece que él no se ha dado cuenta que salir de casa es cambiar el estilo de vida, nuevas rutinas y responsabilidades que no se habían planteado antes. Desarrollar habilidades para enfrentar la nueva tarea. Su pareja no ha pensado sobre su nuevo estatus, ya no es, el hijo protegido sino el hombre que tomó una decisión para seguir adelante. Él decidió quedarse, separarse de su familia para lograr la meta universitaria. Nadie lo obligó. Él pudo decidir irse con su familia o viajar todos los días a la universidad. Su malestar no puede ser dirigido a ustedes, quienes lo han ayudado, incluyéndola a usted, quien más lo ha apoyado.

Su familia fue muy noble permitiéndole vivir con ustedes.

Además, usted está contribuyendo con su fuerza de trabajo en el sostenimiento de la familia. Ahora es momento de que él se disponga a demostrarle a usted y familia su gratitud.

Hable con su pareja y dígale cómo le afecta la situación y qué cosas espera de él. Sea bien precisa en su solicitud.