CONSULTORIO DE FAMILIA

Sicóloga,  Terapeuta familiar
Pregunta de la lectora: Yo soy de las mujeres tradicionales que creen en el matrimonio y la familia, pero no dejo de ver que sí hay muchas mujeres dispuestas a dejar sus parejas. Son mujeres que trabajan y ganan dinero. ¿Cree usted que este es un factor para que decidan  dejar sus parejas? ¿Hay otros motivos? ¿Será que tienen graves problemas y prefieren dejarlos?

Respuesta de la terapeuta: Como usted hay muchas mujeres que creen en el matrimonio como institución que le da sentido a sus vidas.

En la consulta veo a mujeres jóvenes  con empleos  que muestran  mayor disposición a abandonar el proyecto de pareja si el hombre no hace los cambios necesarios para compartir la vida.

La mujer de hoy, desde que llega a consulta, en mi experiencia, llega con un discurso de saber cuáles son sus derechos dentro de la relación y como sujeto social. Emplaza al marido para que se emplee a fondo en la terapia, porque si no cambia está dispuesta a dejarlo.

Igualmente, observo a la mujer tomar la decisión de separación con mucha firmeza y convencida de que no hay vuelta atrás.

He aprendido en la consulta que el divorcio o separación en la mujer es el resultado de un proceso acumulativo de dolor, desencanto, acumulación de conflictos. Entiende, en un momento puntual de su vida, que ya no quiere intentarlo, a pesar de que su pareja le diga que está dispuesto a cambiar.

Pero ya la mujer está decidida. Expresa que le ha dado muchas oportunidades, que no cree en sus promesas porque siempre le ha fallado o hace cambios transitorios.

Suelen decir en la terapia que pueden vivir y mantenerse solas. El sufrimiento por el matrimonio va perdiendo vigencia.

Ellas expresan que ocuparían su tiempo trabajando, aprendiendo cosas nuevas, disfrutar de los hijos y salir con su grupo de amigas.

La mujer manifiesta que tener relaciones sexuales con su pareja sin afecto no le es placentero y por lo tanto no acceden sólo por complacerlo, sin que ella resulte beneficiada.

Son muchos los cambios que están ocurriendo en la relación de pareja pautados por la mujer.

Si la pareja hace cambios cualitativos en la relación, el futuro de la vida de pareja podría ser más promisorio.

La  entidad conyugal está en transición hasta tanto se cree un modelo nuevo.