Consultorio De Familia

Consultorio De Familia

Soraya Lara de Mármol

Pregunta del lector:

Pensaba que al iniciarse otro año estaríamos mejor, con respecto a la pandemia del COVID-19, pero hay rebrotes y las medidas preventivas vuelven a alterar nuestras vidas. Todo hay que hacerlo con prisa para estar a tiempo en nuestras casas antes del toque de queda y no sucumbir en el tránsito. Estamos al borde del colapso nervioso. ¿Qué usted piensa?

Respuesta de la terapeuta:

Las rutinas y los rituales familiares se han visto afectados porque no podemos celebrar y compartir como lo hacíamos antes de la crisis pandémica.

La situación actual exige una adaptación de sobrevivencia que, en algunos casos, esta podría ser a situaciones extremas. Los cambios abruptos han modificado la calidad de vida; han perdido sus negocios, trabajos y familiares por fallecimientos.

Otras personas, por situaciones de salud, se han visto en la imperiosa necesidad de quedarse en casa, sin salir ni socializar físicamente, porque su salud y sus vidas podrían verse seriamente comprometidas.

En este segundo año con la pandemia en nuestras vidas, en el que tenemos la expectativa de ser vacunados, la amenaza constante de ser contagiados y la aparición de nuevas cepas, ponen en zozobra a la colectividad social.

Estas realidades han puesto a prueba la fragilidad psicológica que expone a muchas personas a su punto de inflexión máximo.

Es entonces, cuando hay que potenciar el desarrollo de los recursos psicológicos de afrontamiento de la adversidad, el estrés extremo y la percepción de la falta de apoyo familiar y social por el distanciamiento físico.

A pesar de las circunstancias adversas, hay que sacar las fuerzas necesarias para mantener la unicidad psicológica y emocional en equilibrio, de modo que nos permita la convivencia cotidiana, la actividad laboral presencial o no, y las relaciones interpersonales sin llegar a comportamientos agresivos.

Hay que recordar que todos, sin excepción, estamos experimentando lo mismo, solo que dependiendo de las diferencias individuales se afrontarán las diversas situaciones.

¿Qué le recomiendo? Planear actividades en su casa que incluyan lecturas, ejercicios, cuidar de las plantas y aprender alguna actividad en línea. También funciona meditar u orar y entonar cánticos de alabanza y adoración.

Incluyo ver comedias, pues la risa es una exquisita medicina. Integre a su pareja e hijos si tiene.

La sabiduría de sobrevivir psicológicamente se concentra en la actitud mental de generar una nueva experiencia gratificante que refuerce su alegría y deseo de vivir.