CONSULTORIO DE FAMILIA

Sicóloga, Terapeuta familiar
Pregunta de la lectora:
Y cómo puede uno darse cuenta que su pareja no está comprometida con una, a pesar de tener años de matrimonio. Me he cansado de decirle a mi pareja lo que espero de él, tanto para mis hijos, como padre, como para mi como pareja. Tengo años diciéndole y sigue como si no le dijera nada. ¿Es falta de compromiso?

Respuesta de la terapeuta: Esta conducta es una forma de expresar su falta de compromiso hacia su pareja.

El vínculo afectivo y de compromiso en una relación se manifiesta cada día demostrándose  cuán importante es uno para el otro. Hacerse compañía, salir juntos, conversar, caricias, preocuparse por el bienestar  son conductas que evidencian la disposición y actitud psicoafetiva hacia la pareja.

El amor recíproco y duradero promueve la interdependencia para conservar al otro.  Es saber que existe una actitud  afectiva que valida, valora y reconoce la presencia del otro.

Mientras existe esta disposición psicoafectiva la pareja pensará que la relación durará toda la vida. Cada uno buscará  la forma para que su pareja se dé cuenta que la ama.

La dificultad estaría en utilizar el amor como un sentimiento para absorber al otro, robándole su individualidad y autonomía.

Hay que tener mucho cuidado en malinterpretar la interdependencia, porque esta no es sinónimo de dependencia. Esta última implica la mutilación  de uno para el beneficio del otro.

Hay corrientes que promueven la individualidad y autonomía. De que ambos se desarrollen y lleven agendas totalmente separadas. Esta propuesta tiene el beneficio de que la persona se desarrolla, disfruta de su individualidad. El distanciamiento de la pareja, de las metas comunes, del sentido de pareja interdependiente activa el riesgo de tener relaciones alternas.

Igualmente se corre el riesgo de que la pareja se sienta abandonada y no quiera continuar con la relación. O permanezcan juntos, pero, divorciados emocionalmente.

Cuidado con confundir la interdependencia sana con el estilo de personalidad dependiente. Hoy se habla de ella como si se tratase de una patología.

Si su pareja se mantiene desligado de sus demandas que son para beneficio de la relación, entonces, podríamos hablar de falta de compromiso. No se trata de dejar de hacer lo que le gusta, pero  sí que invierta tiempo en ustedes.

Conversar, escuchar, acompañar, compartir tiempo, preocuparse uno por el otro denota un verdadero compromiso.