Consultorio de Familia

Consultorio de Familia

Soraya Lara de Mármol

Pregunta del lector: Este año inicié una remodelación en mi casa. He tomado muchas decisiones sin consultar con mi pareja, por lo que hemos discutido fuertemente. Ella entiende que debo considerarla porque piensa en cosas que yo no tomo en cuenta. ¿Es normal esto?

Respuesta de la terapeuta: Es importante destacar que los conflictos que puedan surgir en una pareja por causa de desacuerdos no implican necesariamente la existencia de una disfunción marital.

Los conflictos pueden aparecer como consecuencia de una situación específica, ser de carácter temporal y en la que ninguno asume posturas agresivas ni de críticas lastimadores.

Las familias y las parejas experimentan tensiones que ocurren con distintos niveles de intensidad y que son afrontados sin mayores contratiempos. Si las parejas gozan de habilidades comunicacionales para superar las diferencias sin lastimarse, expresar sus puntos de vista y llegar a acuerdos, los sucesos estresantes se superan.

Podemos encontrar parejas en las que uno de los rasgos distintivos de la relación es el patrón interpersonal conflictivo. Ambos se muestran muy sensibles a las críticas, y a ciertos gestos que activan comportamientos defensivos que generan reacciones hostiles.

En estos casos, los conflictos son recurrentes, las actitudes son rígidas, evasivas, frías o de respuestas muy acaloradas. Las defensas pueden variar de unos a otros. A mayor número de conflictos no resueltos, mayor es la intensidad emocional. El riesgo sería el incremento de estos y el deterioro de la pareja.

Sería oportuno que considerara reflexionar sobre su decisión de no crear las condiciones para darle participación en algo que es de la incumbencia de ambos. Además, como los dos conviven bajo el mismo techo, uno y otro podrían aportar ideas valiosas que aportar que contribuyan con el buen funcionamiento de los espacios, de las actividades familiares, de las rutinas cotidianas de un hogar y del confort que se merecen.

Las preguntas hacia sí mismo nunca estarán de más, como por ejemplo: ¿Qué me hizo tomar la decisión sin consultar ni de involucrarla en los planes? ¿Cuál fue la intención de fondo? ¿Cuál es el mensaje oculto?

Detrás de ciertos comportamientos, decisiones y silencios, se transmiten muchos mensajes en diferentes niveles. En algunos casos podría tratarse de una agresión, enviar un mensaje de indiferencia y rechazo.

En el fondo, usted sabe cuáles son sus intenciones. Revélelas, sea claro y empático.

Publicaciones Relacionadas