CONSULTORIO DE FAMILIA: Mi actual pareja está en proceso de divorcio

Soraya Lara de Mármol

Pregunta de la lectora: Mi actual pareja está en proceso de divorcio. Estuvo casado por 16 años. He querido servirle de apoyo y ser comprensiva. Él ha estado deprimido y piensa que le está haciendo daño a su ex esposa. Es un período de incertidumbre. Lloramos todos los días. Es un proceso muy doloroso. ¿Cómo puedo ayudarlo sin afectar sus sentimientos?

Respuesta de la terapeuta: La relación entre ustedes hay que comprenderla dentro de un período de transición emocional que inicia con una pareja casada, sin terminar la relación, y usted como salvavidas o rescatadora de un hombre que no acaba de enfrentar y resolver la relación emocional con su pareja de 16 años.

En este período transicional está corriendo el riesgo de quedar atrapada en una situación que no acaba de definirse. Usted misma se asume como apoyo y él la está considerando como tal.

Es complejo, en términos emocionales, terminar una relación de tantos años y sobre todo si hay hijos. La pareja e hijos han creado apego y éste no se difumina fácilmente.

Habría que conocer qué tiempo tienen juntos. Esto ayudaría a determinar si el tiempo de unión entre ustedes es suficiente como para hablar de apego.

Usted también está poco clara respecto a lo que él le ofrece y lo que espera en un tiempo determinado. El tiempo del que pueden disponer lo dedican a llorar y él contarle lo difícil que le está siendo dejar su pareja actual.

Él tendría que renunciar a la estabilidad que le garantiza la convivencia familiar. Siempre hay una ganancia, aunque sea mínima.

Algunas personas suelen buscar relaciones alternas para terminar con la relación de pareja, porque no pueden hacerlo de otra manera. En algunos casos, la nueva pareja corre el riesgo de que tampoco se quede con ella porque solo fue una elección transicional. Piense sobre esto.

Elegir quedarse con usted o con la esposa será una decisión difícil. Cualquier ruptura le traerá dolor emocional. De alguna forma el triángulo relacional lo ha mantenido estable dentro de la disfunción.

Céntrese a pensar en usted y qué haría si él decide quedarse con su pareja de 16 años. Cuál seguiría siendo su función dentro del triángulo relacional.

Deje que él reflexione y decida qué es lo que quiere hacer.

La respuesta la tiene solo él.