CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

P: ¿Es el huevo un héroe o un villano?

R: Las Guías de la Asociación Americana del Corazón (AHA) y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos vienen cambiando. En el 1968, la AHA recomendaba consumir no más de 300 mg de colesterol al día, y un máximo de 3-4 yemas de huevo por semana (200 mg/yema). En el 2013 se elimina esta restricción por falta de evidencias científicas sólidas que relacionen el consumo de colesterol con los niveles sanguíneos de LDL-colesterol colesterol “malo” (formador de placas en las arterias y el corazón); recomendación refrendada en el año 2015 por las últimas Guías Alimentarias. Los Estudios de los Profesionales de la Salud y de las Enfermeras de Estados Unidos en 117,953 participantes (Hu FB y col. JAMA 1999), y otro metanálisis realizado en más de 3 millones de adultos (Rong Y y col. BJM 2013 ), revelaron que el huevo no tiene ningún efecto sobre el riesgo cardiovascular. Según otra investigación realizada en China en medio millón de personas, el consumo de huevo se asocia con ¡menor riesgo cardiovascular! (Qin C y col. Chinese adults. Heart. 2018). Pero, según un estudio observacional realizado en 29, 615estadounidenses seguidos durante 17.5 años, consumir 3-4 huevos a la semana o 300 mg diarios de colesterol aumenta 17% el riesgo de enfermedadcardiovascular, y 18% el riesgo de muerte prematura por cualquier causa (Zhong VW y col. JAMA,15 marzo, 2019). Sin embargo, tiene algunas limitaciones:
1- El consumo de alimentos sólo se registró al inicio del estudio.
2- No se determinó la forma de preparación del huevo (el huevo frito o combinado con tocino contiene más grasa y colesterol que el huevo hervido).
3- El consumo de huevo se correlaciona fuertemente con el estilo de vida: tabaquismo, obesidad, consumo de carnes procesadas; y un bajo consumo de frutas y vegetales.
4- El consumo de azúcar, cereales refinados, grasas saturadas; la vida sedentaria y el estrés también aumentan el riesgo cardiovascular.
5- Una “asociación” no significa una relación causa-efecto.
Para prevenir la enfermedad cardiovascular, las nuevas Guías del Colegio Americano de Cardiología (ACC) y la Sociedad Americana del Corazón (AHA) recomiendan consumir vegetales, frutas, nueces, leguminosas, pescado y granos integrales (ACC/AHA, marzo 2019). ¡El huevo no es un villano!