CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

DR. JIMMY

P: ¿Cuáles síntomas neurológicos pueden presentar los hijos de madres vegetarianas?

R: La popularidad de las dietas vegetarianas ha aumentado notablemente en los últimos años por motivos religiosos, éticos, filosóficos o por moda. El 10% de la población italiana es vegetariana; en el Reino Unido, 12 % de los adultos y 20 % de los jóvenes entre 16 y 24 años; y el 13% de los estadounidenses. Estas dietas, en especial la vegana (solo incluye alimentos vegetales), pueden ser deficitarias en cianocobalamina (vitamina B12), una vitamina neuroptropa presente en alimentos de origen animal (carnes, vísceras, aves, pescados, mariscos y yema de huevo) y en alimentos vegetales enriquecidos con esta vitamina. La deficiencia de B12 ocurre también cuando se consume pescado y carne menos de una vez a la semana. El seno materno es una fuente importante de vitamina B12 cuando la madre recibe una alimentación omnívora completa y balanceada. Esta vitamina participa en la formación de mielina, una substancia que cubre los nervios craneanos y periféricos, la médula renal y la substancia blanca del cerebro. La B12 también participa en la síntesis de hemoglobina, la maduración de los glóbulos rojos, la formación del material genético (ADN), la división celular y en la remoción de la homocisteína, una substancia que aumenta el riesgo cardiovascular. En la población vegetariana, se estima que la deficiencia de B12 afecta al 62 % de las embarazadas, al 25-86% de los niños y al 21-41 % de los adolescentes (Racioppi F y col. Med Infant. 2017; 24). La deficiencia de B12 es una de las complicaciones más graves en los hijos de las mujeres que adoptan el vegetarianismo sin supervisión. Esta deficiencia es causa de anemia megaloblástica, y síntomas neurológicos: apatía, hipotonía, anorexia y movimientos involuntarios que revierten durante los primeros días con la administración intramuscular de 1 mg/día de B12 por una a dos semanas, según la gravedad. Este tratamiento debe continuar con dosis semanales o mensuales por vía intramuscular, o diariamente por vía oral. También puede aparecer trombosis por aumento de la homocisteína; atrofia cerebral y desmielinización de la médula espinal que suelen revertirse en varios meses, aunque a largo plazo puede aparecer déficit cognitivo y psicomotor (Aguirre JA, Arch Argent Pediatra 2019;117). ¡Vegetariana, vigila tu estatus de B12, y el de tus hijos!