CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

Jimmy  Barranco  Ventura

P: ¿Cuáles son alteraciones nutricionales más frecuentes en los pacientes con insuficiencia renal crónica (IRC) en hemodiálisis?

R: Los pacientes con IRC terminal necesitan ser sometidos a diálisis, ya sea hemodiálisis (HD) o diálisis peritoneal (DP), ya que sus riñones son incapaces de cumplir adecuadamente con sus funciones metabólicas: controlar los líquidos corporales, mantener los niveles sanguíneos de sodio, potasio, fósforo, calcio, etc; controlar la presión arterial y mantener los niveles de glóbulos rojos; eliminar a través de la orina sustancias de desecho, como urea, creatinina, amoníaco, ácido úrico y otros ácidos, cuya acumulación en el organismo puede causar toxicidad y complicaciones que terminarían con la vida del paciente. Sin embargo, la HD puede comprometer el estado nutricional del paciente, por lo cual éste requiere ciertos ajustes en su plan de alimentación. Entre estos los principales trastornos nutricionales se encuentran los siguientes:
1- Desnutrición, que puede ser severa debido a un estado inflamatorio por producción excesiva de radicales libres y otras substancias inflamatorias que favorecen la destrucción de proteínas musculares. Esta situación se ve agravada por la pobre ingesta de proteínas debido a pérdida del apetito, depresión o pobreza. Además el paciente puede perder hasta 13 gramos de aminoácidos en cada sesión de HD, sin contar las proteínas de la sangre perdida. Por lo tanto, el paciente en HD necesita consumir 1.1-1.2 gramos de proteínas por kilogramo de peso, cifra superior a las necesidades del adulto sano (0.8 gramo por kilogramo de peso).
2- Pérdida de vitaminas B1, B2, B6, B12, Vit C y ácido fólico, en el líquido del dializado. Además el bajo consumo de frutas y verduras crudas, igual queel remojo y la doble cocción de los alimentos utilizados para reducir su contenido de potasio y fósforo, contribuyen a tales deficiencias.
3- Enfermedad ósea (descalcificación) porque la vitamina D no puede activarse a nivel renal.
4- Anemia por deficiencia vitamínica y falta de eritropoyetina, hormona producida normalmente en el riñón, y que se encarga de estimular la producción de glóbulos rojos en la médula ósea.
5- Finalmente, más de la mitad de los pacientes en HD presentan aumento de los triglicéridos; y 10% elevación del colesterol, con disminución del colesterol “bueno” (HDL) en el 50-70% de los casos.