CONSULTORIO DE NUTRICIÓN. ¿Por qué debemos consumir más frutas y verduras?

DR. JIMMY

P: ¿Por qué debemos consumir más frutas y verduras?

R: La dieta occidental se caracteriza por un alto consumo de bebidas azucaradas, incluyendo los jugos industrializados, que por su bajo aporte de fibras y alto contenido de azúcar son responsables de la pandemia de obesidad y otras enfermedades asociadas, tales como diabetes mellitus, hipertensión arterial, cáncer, aumento del colesterol y triglicéridos, diverticulosis, enfermedades cardiovasculares, etc. Existen miles de estudios epidemiológicos que sustentan la mayoría de los efectos protectores derivados del alto consumo de frutas y verduras, frente a esta amplia gama de enfermedades. La Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de su Iniciativa para la Promoción de Frutas y Verduras, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer y otras instituciones han revelado lo siguiente:
1- A nivel mundial, el bajo consumo de frutas y vegetales (verduras) se encuentra entre los 10 principales factores de riesgo asociados a las enfermedades crónicas: cardiovasculares, obesidad, diabetes y cáncer.
2- Ese bajo consumo, es responsable de un 31% de las muertes por enfermedad isquémica y un 11% de los infartos cardíacos.
3- Anualmente se podrían salvar 2,7 millones de vidas con un consumo suficiente de verduras y frutas (mínimo 5 porciones al día, de colores intensos y variados).
4- El consumo adecuado de vegetales y frutas puede reducir en un 5-12% la incidencia de todos los cánceres y, más concretamente, entre un 20-50% de los cánceres gastrointestinales y de las vías respiratorias.
5- Los estudios realizados sobre ingesta de frutas y vegetales en Europa pone de manifiesto que la menor incidencia de enfermedades cardiovasculares y cáncer, en los países del Sur (área mediterránea) está relacionado con su mayor consumo de frutas y verduras.
El alto contenido de fibra de las frutas y verduras protege contra la obesidad, diabetes mellitus, diverticulosis, cáncer y reduce el nivel de colesterol en sangre. Su alto aporte de minerales (calcio, magnesio y potasio) ayuda a la mineralización de los huesos, estimula la respuesta inmunológica, regula los niveles de hemoglobina en la sangre y controla la presión arterial. Su variedad y riqueza vitamínica favorece la respuesta inmunológica y su actuación como antioxidantes celulares protectores contra los radicales libres, responsables del cáncer, enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades crónicas.