CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

P: ¿Cómo podemos proteger a nuestros abuelos del covid-19?

R: Los envejecientes son vulnerables a la infección por el virus SARS-CoV-2 debido a que padecen de desnutrición y tienen deficiencias nutricionales (vitamina-D, cinc, proteínas, vitamina A, C, etc), con pérdida de masa muscular que afecta principalmente los músculos accesorios de la respiración, lo cual limita el manejo de las secreciones broncopulmonares y aumenta el riesgo de padecer infecciones respiratorias por virus y bacterias; presentan deterioro cognitivo y disminución de las defensas corporales; y además, la mayoría de los envejecientes padecen de enfermedades crónicas, asociadas a un mayor riesgo de ser infectados por el covid-19, con una evolución más tórpida y mayor mortalidad, entre las cuales se encuentran, obesidad, diabetes, hipertensión arterial, enfermedades pulmonares, hepáticas y renales.

El aislamiento social impuesto durante la cuarentena impide que muchos envejecientes puedan realizar sus caminatas habituales o que acudan al gimnasio. Esto aumenta el riesgo de obesidad, diabetes y otras enfermedades; y ha limitado el seguimiento médico regular a través de consultas externas. A continuación nos permitimos hacer algunas recomendaciones nutricionales para el bienestar de los envejecientes en tiempos de pandemia:

1- Visitar a un médico nutriólogo o nutricionista calificado para la realización de una valoración nutricional especializada que incluye: historia alimentaria, medidas antropométricas (peso, estatura, pliegues cutáneos, circunferencia media del brazo y circunferencia de la cintura, etc), medición de la fuerza muscular, pruebas de laboratorio (hemograma, colesterol, triglicéridos, urea, creatinina, glucemia, vitamina D, etc), y estudios complementarios. Luego el especialista diseñará un plan de alimentación saludable, adecuado a la condición de salud de cada enfermo.

2- Valorar el uso de suplementos nutricionales a base caseína y proteínas del suero de la leche, vitamina D, ácidos grasos omega-3, creatina, cinc, calcio, vitamina C, hidroximetil-butirato (HMB) y algún multivitamínico, para recuperar la masa muscular perdida como resultado del envejecimiento, mejorar la fuerza muscular y fortalecer el sistema inmunológico.

3- Recuperar el estado nutricional, evitando la desnutrición y la obesidad

4- Realizar caminatas y ejercitarse con bandas elásticas y pesas de 1-2 libras para ganar masa muscular.

5- Solearse diariamente durante 15-20 minutos; controlar el estrés y dormir 7-9 horas al día, limitando la siesta a no más de 20 minutos. Tu abuelito te necesita. ¡Cuídalo!