CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

Jimmy Barranco Ventura

P: ¿Existe alguna relación entre el consumo de huevo y el riesgo cardiovascular?

R: Un huevo de gallina (50 g) contiene proteínas de alto valor biológico (7,5 g), grasas saturadas o “malas” (1,6 g), grasas “buenas”: monoinsaturadas (1,8 g), poliinsaturadas (0,9 g), y aproximadamente 200 mg de colesterol (Arq Bras Cardiol. 2021). La yema de huevo también es rica en colina (147 mg), esencial para la función cerebral, hepática y muscular.

Los adolescentes sanos que consumen más de 3 huevos a la semana, y los adultos físicamente activos y saludables consumidores de 2 huevos por semana no presentan aumentos en los sanguíneos de triglicéridos y colesterol; mientras que en las personas hipersensibles que consumen entre 5 huevos por semana y 3 por día, se observa un aumento del colesterol total (5.6 mg/dL), el colesterol-LDL o “malo” (5.5 mg/dL) y el colesterol-HDL o “bueno” (2.13 mg/dL).

Esto tiene un efecto neutro sobre triglicéridos en comparación con quienes no consumen huevos. Sin embargo, estas partículas de colesterol-LDL no forman placas ateromatosas porque son muy grandes y no son oxidadas por los radicales libres. Por otro lado, un mayor consumo de huevo puede reducir en un 12% el riesgo de accidente cerebrovascular (ictus), sin relación con la dosis (J Am Coll Nutr. 2016).


En una población china, el consumo semanal de 7 o más huevos, en comparación con el consumo de menos de 1, no se asoció con mayor mortalidad cardiovascular, enfermedad coronaria ni accidente cerebrovascular (Eur J Nutr. 2019).

Otra investigación realizada en una población estadounidense concluyó que el consumo de elevado de huevo podría aumentar en un 6% el riesgo cardiovascular y la mortalidad total en un 8% (JAMA. 2019).

Según las evidencias actuales no se puede establecer una relación causal entre el consumo de huevos y la enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, la divergencia en los resultados de los diferentes estudios sugiere precaución en el consumo, especialmente entre los pacientes con diabetes tipo-2 y las personas que son hipersensibles al colesterol de la dieta.

No obstante, se recomienda que el huevo siempre forme parte de una alimentación saludable, por ser un alimento proteico y muy nutritivo. Una alimentación saludable descansa en tres palabras esenciales: ¡VARIEDAD, MODERACIÓN y EQUILIBRIO!