CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

Jimmy Barranco Ventura

P: ¿Cómo pueden los envejecientes fortalecer su respuesta inmunitaria a la vacuna contra el covid-19?

R: Los envejecientes tienen respuestas inmunitarias más débiles, y responden peor que los adultos más jóvenes a muchas vacunas, incluida la vacuna contra la influenza estacional; y esto se debe a su fragilidad y a las deficiencias de micronutrimentos (vitaminas y minerales).

Para que el sistema inmunológico pueda combatir las infecciones o generar una buena protección contra una enfermedad después de la vacunación, se necesita una variedad de micronutrimentos, lo cual podría ser cierto tanto para el covid-19 como para otras enfermedades.

Dado que la desnutrición es común entre las personas mayores, la suplementación con vitaminas y minerales antes de vacunarse podría mejorar la efectividad de las vacunas contra el covid-19. Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, las vitaminas A, B6, B12, C, D y ácido fólico, y los minerales zinc, selenio, hierro y cobre son todos necesarios para el buen funcionamiento del sistema inmunológico y para reducir el riesgo de infecciones.

Según una revisión de nueve estudios, que incluyó más de 2 mil personas, la deficiencia de vitamina D se asocia con una menor protección contra dos cepas de la gripe después de la vacunación. Otros ensayos controlados han demostrado que la suplementación de micronutrimentos (selenio, zinc, vitaminas B6 y E) en los envejecientes aumenta la respuesta inmunológica contra las infecciones.

Según otro estudio, las personas de 65 a 85 años que comían cinco o más porciones de frutas y verduras al día mostraron una respuesta significativamente más fuerte a la vacuna contra el neumococo, comparadas con quienes consumían solo dos porciones o menos. Las personas mayores de 65 años suplementadas con vitamina E producen más anticuerpos después de vacunarse contra la hepatitis B y el tétanos. Los suplementos de selenio en personas que tienen deficiencia de este nutrimento mejoran la respuesta inmunológica a la vacuna del polio.

La mala alimentación durante esta pandemia demanda de una mejoraría en la calidad nutricional de la dieta, considerando, también, la suplementación diaria durante unas 4 semanas con las vitaminas y minerales que intervienen en la respuesta inmunológica, especialmente en los grupos más vulnerables, tales como envejecientes, desnutridos, obesos y personas afectadas por enfermedades debilitantes. ¡En tiempos de vacunación, mejora tu alimentación!