CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

Jimmy Barranco Ventura

P: ¿Qué es la enfermedad hepática grasa no alcohólica y cuál es su manejo dietético?

R: La enfermedad hepática grasa no alcohólica (EHGNA) es una acumulación de triglicéridos en el hígado mayor del 5%, no relacionada al consumo de alcohol.

Su prevalencia mundial es de 25%, variando entre 3% en África y más del 30% en el Medio Oriente y América del Sur.

A pesar de que la EHGNA está asociada con el síndrome metabólico y la obesidad, afecta al 41% de los sujetos no obesos y 19% de las personas delgadas; 60% de los pacientes diabéticos y obesos, 90% de los obesos mórbidos y 7.6% de los niños (Ye Q y col. Lancet Gastroenterol Hepatol 2020).

La EHGNA puede limitarse a una simple acumulación de grasa en el hígado (hígado graso no alcohólico-HGNA), progresar hasta una necroinflamación y fibrosis (esteatohepatitis no alcohólica-EHNA), EHNA-cirrótica, y eventualmente producir cáncer hepático.
El HGNA puro no reduce la esperanza de vida, mientras que los pacientes con EHNA tienen un aumento de la mortalidad por todas las causas, principalmente por enfermedad cardiovascular.

La modificación del estilo de vida es el manejo fundamental y, actualmente, el único tratamiento de la EHGNA, hasta tanto las agencias reguladoras no aprueben algún medicamento.

La Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas y las Sociedades Europeas para el Estudio del Hígado, la Diabetes y la Obesidad recomiendan tratar la EHGNA con dieta, reduciendo la ingesta diaria en unas 500-1000 calorías; y actividad física (150-300 min por semana, en 3-6 sesiones).

Los ejercicios deben ser aeróbicos y de resistencia; y habitualmente, no se sugieren dietas específicas, sino que se recomienda disminuir la ingesta de azúcares simples, fructosa industrial y grasas saturadas; prefiriendo, según las guías europeas, la dieta mediterránea (rica en granos integrales, pescados grasos azules, frutas, verduras, nueces y aceite de oliva).

La pérdida del 7-10% de peso logra remover la grasa del hígado en la EHGNA con obesidad, mientras que una pérdida del 3-5% es igualmente efectiva si no hay obesidad, destacando la importancia universal de la dieta y el ejercicio para reducir la prevalencia y la progresión de la EHGNA y mejorar también la calidad de vida (Petroni ML y col. BMJ 2021). ¡Vigila tu hígado graso!