CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

Jimmy Barranco Ventura

P: ¿En cuáles situaciones el médico debe considerar el uso de suplementos de vitaminas y minerales?


R: A pesar de que el consumo rutinario de estos suplementos no es recomendable para la población general, se puede justificar su administración en grupos de alto riesgo para los que no se satisfacen los requisitos nutricionales únicamente con la dieta, incluidas personas en ciertas etapas de la vida y aquellos con factores de riesgo específicos (Manson JE, Bassuk SS. JAMA. febrero 05, 2018).

1- Las embarazadas deben suplementarse con ácido fólico (desde antes de la concepción) y un complejo de vitaminas prenatales, incluyendo nutrimentos inorgánicos (hierro, zinc, magnesio, calcio, etc), lo cual debe considerarse, además, durante la lactancia.

Los niños amamantados deben recibir vitamina D hasta el destete y hierro a partir de los 4-6 meses de edad.

También, los adultos mayores pueden requerir suplementos de hierro y vitamina B12, debido a la baja producción gástrica de ácido clorhídrico el cual participa en la absorción de estos nutrimentos; y aún más, cuando han excluido los cárnicos de la dieta. Esta población necesita vitamina D y / o calcio para mantener la salud múculoesquelética.

2- En casos de anemia perniciosa, muy frecuente en los adultos mayores, se requiere vitamina B12 (1-2 mg /día por vía oral o 0.1-1 mg/mes por vía intramuscular).

3- Si los patrones de alimentación son muy restringidos debe suplementarse con un multivitamínico, vitamina B12, vitamina D, calcio y magnesio.

4- La degeneración macular, que causa sequedad del ojo, requiere antioxidantes, zinc y cobre; la osteoporosis y otros problemas de salud ósea necesitan magnesio, calcio y vitamina D.

Los pacientes sometidos a cirugía bariátrica deben ser suplementados con vitaminas liposolubles (A, D, E y K) debido al bajo consumo de grasa y por su mala absorción causante de diarrea. Además, necesitan vitamina B12, hierro, calcio, zinc, cobre, multivitaminas / multiminerales, para prevenir las “hambres ocultas” (anemia, caída del pelo, piel seca, uñas quebradizas, dermatitis, etc).

5- El consumo prolongado ciertos medicamentos requiere de ciertos suplementos: vitamina B12, calcio y magnesio, cuando se toman antiácidos; la metformina debe suplementarse con vitamina B12; y las personas que toman anticonceptivos orales o isoniacida deben tomar vitamina B6 para disminuir el riesgo de depresión. ¡No te automediques!