CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

Jimmy Barranco Ventura

P: ¿Cómo influye la alimentación en el riesgo de padecer diabetes mellitus tipo-2?

R: La diabetes mellitus tipo-2 (DM2) es un trastorno de la secreción de insulina que eleva la glucemia y aumenta el riesgo cardiovascular; afecta a 451 millones de personas en el mundo y causa 2 millones de muertes al año. La dieta es un arma de doble filo frente a la DM2.

1- Según un metaanálisis de estudios prospectivos realizado en adultos, el riesgo de DM2 se redujo en un 42% si se consumían diariamente cantidades óptimas de los siguientes alimentos protectores: 2 porciones de cereales integrales, 2 a 3 porciones de verduras, 2 a 3 porciones de frutas y 3 porciones de lácteos, en comparación con la falta de consumo; pero cantidades mayores no disminuyen más el riesgo (Schwingshackl y col. Eur J Epidemiol, 2017). Los consumidores de 50 gramos (1.8 onzas) de cereales integrales tuvieron 25% menos riesgo de sufrir DM2 que los no consumidores.

2- Por otro lado, aquellos que consumieron diariamente 2 servicios de carnes rojas (6 onzas), 4 servicios de carnes procesadas (3.5 onzas), 3 servicios de bebidas azucaradas (25 onzas) y 1 huevo mediano, tuvieron un riesgo 3 veces mayor de desarrollar DM2, comparados con los no consumidores.

3- La eliminación de estos alimentos de la dieta disminuyó el riesgo de DM2 en un 70%; y la mayor reducción se observó al dejar de consumir carnes rojas, carnes procesadas y bebidas azucaradas. Pero, si además de eliminar estos alimentos, se consumen las cantidades óptimas señaladas de granos integrales, verduras, frutas y lácteos, el riesgo de padecer DM2 disminuye un 80%.

4- Los granos integrales, igual que las frutas y verduras reducen el riesgo de DM2 porque previenen la obesidad, debido al efecto saciante provocado por las fibras; que además, controlan la glucemia y la secreción de insulina. Su efecto protector se debe, también, al alto contenido de fitoquímicos y nutrimentos, tales como fitatos, magnesio, zinc, selenio y potasio. Los lácteos fermentados (yogur) reducen la obesidad.

5- El consumo moderado de frutas (pero no de jugos) reduce el riesgo de DM2 en un 36% a los 5 años (Bondonno NP y col, J. Clin. End. Metab. 2021). Para evitar la diabetes, ¡cuida tu alimentación y muévete más!