CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

Dr. JIMMY BARRANCO VENTURA

P: ¿Por qué las caminatas son saludables?
R: La Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en una publicación reciente (21 de septiembre, 2016) revela 5 nuevos beneficios derivados de las caminatas. Así, caminar 2 horas y media a la semana (apenas 21 minutos diarios) puede reducir un 30% el riesgo de enfermedad cardíaca. Además, disminuye el riesgo de diabetes mellitus y cáncer; controla la presión arterial, el colesterol y los triglicéridos; mejora la autoestima y previene la depresión.

1- Contrarresta los efectos de los genes que promueven el peso corporal. Investigadores de Harvard en una población de 12 mil personas, descubrieron que quienes caminaban rápido 1 hora y media al día tuvieron una reducción del 50% en los efectos de unos 32 genes relacionados con la obesidad.
2- Ayuda a controlar los antojos por los dulces. Dos estudios de la Universidad de Exeter (Inglaterra) demostraron que caminar unos 15 minutos puede controlar los antojos por el chocolate, y reduce la cantidad consumida en situaciones de estrés. Una investigación reciente confirma estos resultados, y revela que caminar, además, disminuye el consumo de una variedad de meriendas azucaradas.
3- Disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama. Según un estudio de la Sociedad Americana del Cáncer, las mujeres que caminaron 7 ó más horas a la semana fueron un 14% menos propensas a sufrir cáncer de mama, comparadas con quienes caminaron 3 horas o menos por semana. Este efecto protector, se observa también en aquellas mujeres con factores de riesgo de sufrir cáncer de mama, tales como, el sobrepeso y el uso de hormonas.
4- Alivia el dolor articular. Según varios estudios, caminar reduce el dolor de la artritis; y caminar 8-10 kilómetros por semana puede aún prevenir la artritis. Además, protege las articulaciones susceptibles a la osteoartritis (rodillas y caderas), lubricándolas, y fortaleciendo los músculos que las sostienen.
5- Fortalece el sistema inmunológico y protege contra el resfriado. Un estudio en 1,000 hombres y mujeres demostró que quienes caminaban al menos 20 minutos diarios, por lo menos 5 días a la semana, tuvieron un 43% menos días enfermos, y los síntomas fueron más leves, comparados con aquellos que se ejercitaron una vez a la semana o menos.
¡Caminar cuesta poco -decisión y voluntad- pero vale mucho!