Consultorio de Nutrición; Alimentos para vivir mejor

Consultorio de Nutrición; Alimentos para vivir mejor

DR. JIMMY BARRANCO VE NTURA Especialista en Bioquímica y Nutrición Clínica

P: ¿Cuáles alimentos nos ayudarían a vivir más y mejor?

R: Los radicales libres son especies químicas muy reactiva que dañan el ADN y otras estructuras celulares, causan enfermedades crónicas y aceleran el proceso del envejecimiento. El consumo diario de 5-9 porciones de frutas más verduras de diferentes colores provee sustancias antioxidantes contra los radicales libres.

Las bayas (fresas, frambuesas, moras, arándanos, etc) reducen el riesgo de cáncer y enfermedades neurodegenerativas (párkinson y alzheimer). Los pescados grasos (atún, salmón, sardina, trucha) son ricos en ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA), cuya acción antiinflamatoria ayuda a mantener saludable el cerebro y todo el sistema nervioso; reducen el colesterol-LDL (“malo”) y protegen contra la aterosclerosis y las enfermedades cardiovasculares; por lo cual deben consumirse 2-3 veces por semana. Un puñado al día de nueces, incluyendo almendras y semillas de cajuil, reduce el riesgo de ictus cerebral en las mujeres, por su acción antioxidante y antiinflamatoria.

¡Moderación!, 1 onza de almendras (24 nueces) aporta 160 calorías. Los granos integrales (avena, trigo y arroz integral), ricos en fibras, controlan la glucemia, el colesterol y los triglicéridos, reduciendo el riesgo de diabetes, enfermedad cardíaca, cáncer de colon, estreñimiento, hemorroides, obesidad y diverticulosis. Las verduras y hortalizas, ricas en fibras, antioxidantes, magnesio y potasio, controlan la presión arterial y protegen contra las enfermedades crónicas.

Los alimentos ricos en vitamina A (batata, zanahoria y mango) protegen la visión y la piel, y reducen las infecciones; mientras que los vegetales de color verde oscuro contienen vitamina K, necesaria para mantener la salud ósea y muscular.

El consumo de 10 o más servicios de tomate a la semana reduce un 35% el riesgo de cáncer de próstata. Consumir leguminosas (habichuelas, gandules, lentejas, habas, etc) 3-4 veces por semana reduce el riesgo de obesidad, diabetes y enfermedad cardiovascular, debido a que son ricas en fibras. El aceite de oliva controla el colesterol y tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Finalmente, la salud implica, también, alejarnos de los vicios, movernos más, controlar la obesidad y el estrés.

Más leídas