CONSULTORIO DE NUTRICIÓN. La Esclerosis Múltiple

Dr. JIMMY BARRANCO VENTURA

P: Soy una mujer de 30 años y me acaban de diagnosticar Esclerosis Múltiple ¿Existe alguna dieta especial para controlar mi enfermedad?

R: La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune progresiva, donde la cubierta de mielina del sistema nervioso central es destruída por anticuerpos, interrumpiendo la transmisión del impulso nervioso y causando fatiga, hormigueo, trastorno de la marcha, la memoria y la concentración, alteración de la visión, dificultad para tragar, disfunción de la vejiga y del intestino (estreñimiento). Afecta a unos 500 mil estadounidenses entre 15 y 55 años, y es dos veces más frecuente en las mujeres.

Aunque en la dieta de estos enfermos se excluyen algunos alimentos (grasas saturadas, azúcares simples, lácteos, alimentos con gluten, carne de res, huevos, leguminosas y levaduras), no existen evidencias científicas que avalen esta práctica. Sin embargo, algunos estudios han encontrado mayor prevalencia de intolerancia al gluten en los enfermos de EM y sus familiares. No existen dietas milagrosas, aunque 50-75% de los afectados usan dietas y suplementos.

La vitamina D podría reducir la pérdida ósea y las fracturas causadas por el uso de glucocorticoides; y además, aliviaría los síntomas de la EM porque disminuye la producción de citoquinas (proteínas inflamatorias). Sin embargo, se necesitan nuevas evidencias antes de recomendarla como suplemento nutricional. Tampoco hay estudios concluyentes sobre la seguridad y eficacia de los ácidos grasos omega-3 (EPA: ácido eicosapentaenoico, y DHA: docosahexaenoico) en la EM, a pesar de su acción antiinflamatoria y de que participan en la transmisión de los impulsos nerviosos entre las neuronas.

Aunque existe la creencia popular de que el aspartame (edulcorante artificial) puede causar EM, esto no se ha demostrado; ni tampoco que su eliminación de la dieta mejore los síntomas.

La Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple (USA) recomienda:

1- Una alimentación variada y saludable: rica en fibras, cereales integrales, frutas, verduras, leguminosas, pescados grasos, nueces; baja en grasas saturadas y azúcares simples.

2- Si hay afección de la vejiga, evitar las bebidas con café, alcohol y aspartame porque causan irritación.

3- Si hay intolerancia al gluten, evitar el consumo de trigo, cebada, centeno y avena.

4- Tomar 10-12 vasos de agua al día.

5- Ejercicio físico regular y control del estrés.