CONSULTORIO ECOLÓGICO

http://hoy.com.do/image/article/833/460x390/0/FBC4D628-7DC5-4861-801A-B78BE29D021B.jpeg

P. Profesor, ¿es cierto que el caso de Bahía de las Águilas ya lleva 30 años en litis?

R. Aunque cualquiera se resiste a creerlo, ya se va a cumplir 30 años de haberse creado el Parque Nacional Jaragua, y durante todo ese tiempo son intereses multicolores los que se han tejido para apropiarse de una de las riquezas de mayor valor que existen en todo el territorio nacional: la playa de Bahía de las Águilas.

Son 30 años los transcurridos desde que se emitiera el Decreto Presidencial N° 1315, del 11 de agosto de 1983, que consagra la creación del Parque Nacional Jaragua y su vecino, Parque Nacional Sierra de Bahoruco, en una acción conjunta destinada a resguardar riquezas naturales sumamente amenazadas que estaban esparcidas desde Pedernales hasta Monte Cristy y desde Miches hasta Cabral – Barahona, pasando por Puerto Plata y Valle Nuevo – Constanza.

La lucha comenzó contra la Alcoa, aquella famosa megaminera que explotó a Pedernales, la bauxita, las calizas y pretendía quedarse con Bahía de las Águilas. Las generaciones de dominicanos que ahora se suman a estos esfuerzos por conservar las riquezas naturales de la nación, ignoran que tan pronto se creó este parque nacional Jaragua y hasta el día de hoy, son 30 años en los cuales los depredadores y cazadores de fortuna han emprendido una guerra sin cuartel por apropiarse de un tesoro que está escondido en las costas de Pedernales.

Solo para refrescar la memoria de quienes tenemos igual espacio de tiempo luchando por este parque nacional e informar a quienes han nacido en este lapso de tiempo y que todavía no conocen Bahía de las Águilas, vamos a decirle que, a cambio de la pobreza generalizada de Pedernales y la explotación de los yacimientos de Aluminio de Las Mercedes y Aceitillar, la Alcoa demandó al Estado dominicano por 30 millones de dólares por haber afectado sus intereses en la concesión que el propio Estado le había concedido y luego haberla declarado como parque Nacional.

Luego vino la guerra contra los lodos cloacales que una empresa norteamericana quiso depositar en el parque nacional que da hacia Oviedo. Luego se da el escándalo de corrupción más grande contra la sociedad dominicana, todavía en los tribunales, donde funcionarios, empresarios y aventureros, han recurrido a todos los medios para apropiarse de un activo fijo de la nación, conocido como Bahía de las Águilas.