CONSULTORIO ECOLÓGICO

consultorio-ecologico

P. Profesor, nuestro país tiene un parque nacional creado en honor a Manolo Tavares Justo ¿por qué se estableció en la Cordillera Central?

R. Es cierto, con el Decreto No. 371 de junio de 2011, se creó el Parque Nacional Manolo Tavares Justo en Diferencia, Las Manaclas, Los Ramones, Cenoví…, en las cuencas de los ríos Ámina y Mao, destinado a honrar la memoria de este héroe nacional que se elevó a las máximas alturas de la Cordillera Central para sentar cátedras de dignidad, de libertad y el respeto más absoluto por la vida humana, en momentos tan oscuros de nuestra historia, que para ver el Sol, era preciso escalar las escarpadas montañas de Quisqueya.

Ahora bien, ¿por qué un parque nacional en la cordillera más alta? El mensaje no puede ser más claro, más elocuente, ni mejor contextualizado. Es que los ideales de Manolo fueron tan grandes como los del Padre de la Patria, claro, guardando las distancias y los momentos de la historia, porque Duarte tenía sus luces y Manolo las suyas; sin embargo, ambos estuvieron inspirados en los mismos valores, los más altos capaces de albergar en el alma humana y por lo tanto, fue preciso colocarlos en el púlpito más elevado de la Columna Vertebral de la República Dominicana.

Para mí fue un gran honor que Jaime David Fernández Mirabal me escogiera como especialista para asistir técnicamente a los distinguidos miembros de la Fundación Manolo Tavares Justo, quienes se acercaron al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, por instrucciones del Presidente de la República Dominicana de entonces, Dr. Leonel Fernández, con la encomienda de crear un área protegida que eternizara la memoria de este pro-hombre de la historia patria.

En principio se pensó en un “monumento natural” (Categoría III – Unión Mundial para la Naturaleza), porque Manolo en sí es un monumento nacional; pero como la historia no puede marchar al margen de la naturaleza, fue necesario ubicar el espacio justo en las inmediaciones cordilleranas donde nuestro héroe fue a cultivar sus sueños de libertad con sus hermanos en armas y la férrea voluntad que los animaba.

Así se estudiaron los recursos naturales, la riqueza hídrica y los valores de la biodiversidad presentes en las cuencas del Ámina, el Maguá, el Gallo, Cenoví y el Río Mao, por donde Manolo dejó sus huellas, para honrar su legado con este parque nacional.