Consultorio Ecológico

Eleuterio Martínez

P. Profesor, cuales son las luces y sombras de los ministros que, en 20 años y bajo el imperio de la ley Ambiental Dominicana, han dirigido la Política conservacionista del país?

R. Como actor de segundo orden y testigo de excepción otras veces, son mayores las luces que las sombras proyectadas por los 8 incumbentes del Ministerio de Medio Ambiente.
Frank Moya Pons crea la plataforma institucional operativa con los 5 viceministerios establecidos en la Ley 64-00 (Áreas Protegidas y Biodiversidad, Recursos Costeros Marinos, Suelos y Aguas, Recursos Forestales y Gestión Ambiental), se establecieron las primeras normas de gestión. El único ruido fuerte fue la entrada del rock-ash al país, proveniente de Puerto Rico.
Max Puig, enfrenta la temporada de incendios Forestales (2005), más fuerte de la historia reciente, diezmando inmensas alfombras de pinos de la cordillera Central (Armando Bermúdez – José del Carmen Ramírez, incluyendo entorno del Pico Duarte), así como la Sierra de Baoruco y Los Haitises. Dio seguimiento al caso del rock-ash, por la que la República Dominicana recibió US$6 millones (acuerdo amigable – arbitraje internacional).
Omar Ramírez y Ernesto Reina fueron ministros efímeros, que no dejaron huellas marcadas en el Devenir Ambiental del país.
Jaime David Fernández Mirabal, revoluciona totalmente la plataforma institucional con la creación de las direcciones provinciales, eleva a rango viceministerial a Cooperación Internacional y Recursos Financieros, se consolida el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, amplia difusión con decenas de documentales específicos por unidad de conservación y la creación de 34 áreas protegidas nuevas (Decreto 571/09), segunda medida más importante en la historia conservacionista del país. La sombra de su gestión llegó con el Proyecto de la cementera de Los Haitises.
Juan Bautista Rojas Gómez, enfrenta nuevamente los incendios forestales, con una sentencia del Tribunal Constitucional que le impide instalar un aserradero en Valle Nuevo, para aprovechar la madera muerta.
Francisco Domínguez Brito, rescate del Parque Nacional Valle Nuevo y traslado a Villa Poppy de ocupantes e invasores, establece normativas para la gestión de las categorías IV, V y VI de áreas protegidas, la extracción de agregados del cauce de los ríos, rescate del Ozama (eliminación de astilleros y barcos hundidos).