Consultorio Ecológico

Consultorio Ecológico

ING. ELEUTERIO MARTÍNEZ

P. Profesor, hay alarma mundial por la desaparición de los tiburones ¿Es cierto que esta especie tan valiosa y tan temida ignorantemente, prácticamente ya no existe en la República Dominicana?

R. Tristemente es así. Ciertamente los tiburones pertenecen a grupos de animales marinos carnívoros, con tan mala fama que su sola presencia causa pánico, pero a la vez, también forman parte de los eslabones de las cadenas alimenticias marinas y oceánicas más importantes del mundo, por su función y aportes indispensables para garantizar el equilibrio y la estabilidad de la vida, en el primer y más grande ecosistema de la biosfera, donde se sabe, la existencia orgánica tuvo su origen.

Es tal su importancia para la biodiversidad planetaria, que los estudios en marcha, están generando preocupaciones legítimas en el mundo académico, pues la declinación de todas las especies de tiburones en estos momentos es tal que se estima que, en los últimos 60 años, la población global de tiburones ha caído un 98%, a causa de la pesca indiscriminada, criminal y creciente.

El caso de la República Dominicana no es de preocupación, si no de asombro, alerta roja y desastre total, pues se estima que los tiburones se encuentran funcionalmente extintos en un 20% en los arrecifes coralinos del mundo y en el país no se han observado en los últimos 5 años en tales ambientes, según el proyecto científico “Global FinPrint” de la Universidad de la Florida y 5 universidades internacionales más, quienes desde el 2015 hasta el año pasado, analizaron 15,000 horas de grabación en 371 ecosistemas arrecifales.

Este estudio realizado en 58 países mediante cámaras subacuáticas, cuyo objetivo era cuantificar especies amenazadas de la vida marina en los arrecifes de coral, no solo obtuvo datos de los tiburones o escualos, sino de otras especies como las mantarrayas y las tortugas marinas, sorprendiendo la escasez particular de éstos, donde sus poblaciones están mermando o declinando increíblemente a causa de la explotación pesquera que se lleva a cabo en los mares y océanos del mundo.

Resultó chocante que prácticamente no se encontraron tiburones en la República Dominicana, Kenia, Vietnam, Catar, las Antillas francesas y neerlandesas, donde solo se registraron tres tiburones en más de 800 horas de grabación. El turismo de arrecifes es una actividad creciente en el mundo, con más de 500 millones de personas y nuestro país no debe ser la excepción para su captación.