Consultorio Ecológico: ¿Cuál es el mensaje que nos dejó Fiona?

Consultorio Ecológico: ¿Cuál es el mensaje que nos dejó Fiona?

Eleuterio Martínez

P. Profesor, ¿Cuál es el mensaje que nos dejó Fiona?

R. Que mamá natura es impredecible y que sus hijos deben estar preparados para los eventos que marcan las pautas y los ritmos propio de su dinámica interna, pues es algo que nadie debe ignorar, si no, esperar.

Desafortunadamente, esta vez hubo dos muertes que lamentar, aunque Fiona dejó una estela de impactos sobre bienes e infraestructuras en la región Este y varios puntos del país. Sin embargo, los daños materiales siempre serán insignificantes ante la pérdida de vidas humanas, como casi siempre ocurre ante eventos de esta naturaleza, pues lecciones en este sentido, la hemos experimentado en todas las direcciones, aunque las más grandes e impactantes, se han quedado las postrimerías del siglo pasado, como David y Federico en 1979 y por último, Georges en 1998.

Le puede interesar: Consultorio Ecológico: ¿Ecologistas nerviosos por proyecto turístico Cabo Rojo – Pedernales?

Esta vez, el país pudo demostrar que se estuvo haciendo lo humanamente posible para hacerle frente a este huracán y si en las escuelas (desde Básica hasta Universitaria), se introdujeran capítulos relacionados con el clima, explicando las razones por las cuales la República Dominicana siempre estará expuesta a estos fenómenos naturales, al menos todos los años, durante la temporada ciclónica, seguro que tendríamos ciudadanos cada vez más responsables y prudentes a la hora de hacerle frente a las contingencias.

Estamos en la misma ruta de los ciclones tropicales del Atlántico Norte y más aún, en la zona de inflexión, es decir, donde los huracanes que se forman en las costas de África, vienen a converger al Caribe y el Golfo de México, para luego girar su ruta hacia la costa oriental de los Estados Unidos.

Es decir, no se trata de un imprevisto, pues sí o sí, los ciclones tropicales del hemisferio Norte del Planeta, todos los años seguirán por la ruta ya pautada y no hay nada que hacer, a no ser adoptar las medidas precautorias indispensables.

Publicaciones Relacionadas