Consultorio Ecológico: Mina de oro sin químicos

Consultorio Ecológico: Mina de oro sin químicos

Eleuterio Martínez

P. Profesor, ¿Qué le parece, una mina de oro sin presa de cola, sin químicos y devolver las escorias al lugar de donde se extrajo el oro, como medida de remediación?

R. Excelente, perfecto y tocando las puertas de lo ideal. Pero no hay peor mentira que una verdad fuera de contexto. No siempre el fin justifica los medios. El Tribunal Constitucional, el más elevado de las Altas Cortes, conoció in situ el proyecto de mina de oro “El Romero” y sin entrar, para nada, en la interpretación de la sentencia, como perito académico asistente de los magistrados, no cometo indiscreción ni imprudencia, al emitir un juicio sobre hechos documentados para la Sociedad Dominicana, donde lo que se traduce de una lectura inteligente, al que me adhiero por principios éticos, es un llamado a la “prudencia”.

Le puede interesar: Consultorio Ecológico: Rol valora por áreas protegidas

Una mina ubicada en el corazón de la Cordillera Central, encima de la confluencia de dos grandes ríos: el San Juan, que recorre 121 kilómetros para captar, escurrir y crear la mayor de las riquezas esenciales a la vida humana (agua para la producción de alimentos y el consumo directo), sobre el valle que lleva su nombre, el segundo granero agrícola del país y el Río Las Palmas, que recoge las aguas del flanco sur-occidental de la Columna Vertebral Dominicana, justo encima de la Presa de Sabaneta, valiosa por todos los servicios ambientales garantizados al presente y al porvenir y en particular, por almacenar agua a la altura de las nubes (embalse a 730 metros de altitud).

Prudencia, porque se pueden invocar todas las buenas intenciones, asegurar que allí sí se practicará la “minería responsable” y que se pagará al Ministerio de Medio Ambiente el correspondiente seguro de vida. Todo puede ser cierto, pero nadie puede negar que de hacerse sería una herida mortal a la “Madre de las Aguas”. Prudencia porque es agua…i

Publicaciones Relacionadas