Consultorio Laboral

Consultorio Laboral

No queda claro lo que uno debe hacer con respecto al salario de Navidad, en conexión con el programa FASE.

Hay empleados que han estado parte del tiempo en FASE 1 y parte en FASE 2. Por otro lado, lo que la ley obliga es a pagar la doceava parte de lo pagado al empleado en el año. No hay obligación legal de pagar más de ahí. ¿Qué es realmente lo que ordena la ley, y lo que con seguridad uno puede hacer?

Según el decreto 685-20, si un empleado ha estado en FASE 1 (suspendido todo el tiempo de la pandemia) el Gobierno le pagará la duodécima parte de lo recibido a través de FASE 1 (Artículo 2) y el empleador podría hacer un copago no mandatorio, que contablemente se considerará “gastos”.

De otra parte, y si el empleado ha estado en FASE 2 (trabajando y a la vez recibiendo una ayuda del Gobierno de RD$5,000), el empleador, al pagar el salario de Navidad, deberá incluir en la base de cálculo los RD$5,000 de FASE (Artículo. 3).

El asunto es un poco más complejo, pero no inviable, cuando el empleado ha estado un tiempo en FASE 1 y otro tiempo en FASE 2. Por ejemplo, un empleado con sueldo mensual de RD$20,000 que estuvo en FASE 1 de abril a julio, recibirá del Gobierno RD$2,833.33(34,000 ÷ 12) y por ese tiempo el empleador no estará obligado a pagar salario de Navidad, dado que el contrato de trabajo estuvo suspendido; y suponiendo que ese mismo empleado estuvo en FASE 2 de agosto a diciembre, el Gobierno no le dará nada, pero el empleador si tendrá que pagar la duodécima parte de lo percibido por trabajador, o sea, RD$8,333.33 (100,000 ÷ 12).

A mi parecer, la solución del pago del Salario de Navidad pautada mediante el decreto 685-20 es bastante equitativa, considerando los intereses contrapuesto entre trabajadores y empresa y considerando además que la pandemia ha afectado a todos, de un modo u otro.
Podría argumentarse que en FASE 2 el empleador solo debería pagar la duodécima parte de lo que él pagó y sin incluir lo que pagó el Gobierno.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que los RD$5,000 que pagó el Gobierno en FASE 2 fue una ayuda indirecta al empleador, que de otro modo (al poner a trabajar a su empleado a fin de reactivar su negocio) lo hubiese tenido que pagar legalmente hablando.