CONSULTORIO LABORAL

http://hoy.com.do/image/article/672/460x390/0/B9AF0ADC-E792-47F8-8036-61ED638CD907.jpeg

Especialista en derecho laboral
Trabajo en una empresa desde hace un año. En febrero 2011 me promovieron a una posición de “staff” en la cual no estoy tomando llamadas y tengo muchas más responsabilidades. Tengo 9 meses en la posición cobrando aún por hora y hoy me llegó una carta para firmar contrato para estar fijo en la posición. De acuerdo con mi acumulado gano 30,000 pesos promedio mensuales, pero la carta para fijarme dice que mi sueldo sería de 25,700 pesos. Entiendo que no pueden bajarme el sueldo, pero no sé si por el hecho de cobrar por hora y ser transferido a sueldo fijo, esto tenga algún tipo de excepción. Hablé con el gerente general sobre la situación de que yo no aceptaba esa propuesta. Me dijo que me quedaría cobrando por hora hasta que me puedan hacer otra propuesta. No sé qué puedo hacer de ahora en adelante ni qué procedimiento seguir. No firmé ningún documento ni negándome a ese monto ni aceptándolo. ¿Qué puedo hacer para conservar mi trabajo con al menos lo mismo que he estado cobrando por hora, aunque sea en salario fijo en este caso?

Ellos no pueden reducirle su salario (sea fijo o sea valorado por hora), ni tampoco pueden crear o establecer ninguna situación o cambio que tienda a reducirle el monto que usted percibe actualmente, pues se toman el riesgo de que usted pueda ejercer una dimisión justificada con la consecuente obligación de pagarle prestaciones laborales. Por ejemplo, ellos no pueden reducirle o limitarle el acceso a servicios que provoque que se disminuya lo que usted percibe actualmente.

Como a usted lo que le interesa es conservar su empleo sin que le reduzcan su salario actual, usted debe continuar ejecutando su labor tal como lo ha hecho hasta ahora. Debe estar atento a que no se produzca una reducción indirecta de su retribución mensual. Cuando digo “reducción indirecta”, me refiero a maniobras o cambios unilaterales para provocar un descenso en sus ingresos. Si lo hacen, no se precipite a dimitir en el primer mes en que se registre una disminución de sus ingresos. Espere al menos 3 meses o a que pueda reunir las evidencias de lo que ha causado la baja de sus ingresos.

Aunque su prioridad es mantenerse en ese empleo, debe ir mentalizándose en que probablemente tenga que conseguir otro empleo.