Consumo de cacao en el país es uno de las más bajos del mundo

e2

El Clúster Dominicano de Cacao afirmó que el consumo interno de ese alimento es de 3 mil toneladas al año, siendo uno de las más bajos del mundo, a pesar de ser uno de los mayores productores de cacao orgánico.

Los miembros de esta asociación explicaron que la población dominicana prefiere consumir otro tipo de alimentos, en vez de los derivados del cacao.

Así lo informaron los principales ejecutivos del Clúster de Cacao, encabezado por su presidente, Ricardo Munné; el director de proyectos de la Asociación de Industria de República Dominicana (AIRD), Carlos Rodríguez; y los miembros Massimiliano Wax, Bienvenido Then, Salvador Villanueva y María del Pilar Hernández, durante su participación en el Encuentro Económico de HOY.

Señalaron que uno de los objetivos del clúster es elevar el consumo interno, como hacen naciones como Colombia, Brasil, México, Venezuela y otras.

Indicaron que se debe crear una cultura de consumo y tiene que iniciar por los centros educativos, porque es a largo plazo.

Precisaron que el desayuno escolar sería buena opción para empezar a incentivar esa cultura del consumo de chocolate, pero las fábricas locales utilizan aditivos importados.

Agregaron que ellos se acercaron en varias ocasiones al Ministerio de Educación para plantearle la idea de introducir el chocolate dominicano en las escuelas, pero nunca se pudo, ya que le resulta mejor a esa entidad del Estado comprar suero de leche con cocoa.

Denunciaron que en los productos importados de chocolate, el 85% de su composición es azúcar y el resto es saborizantes, pocas vitaminas, hierro para darle color al contenido y escasa base de la materia prima que es el cacao.

Manifestaron que cuando Estado Unidos compra algún producto y el 65% de su composición es azúcar, le cobran los impuestos como azúcar. Dicha aplicación no viola ningún tratado comercial y es igual para todos, sin embargo en la nación dominicana es difícil hacerlo.

Resaltaron que los equipos para la elaboración de la cocoa que se disuelve de manera rápida en agua fría o caliente en el país no existen, y lo que hacen los industriales locales es añadirles lecitina para crear una suspensión del polvo.

Precisaron que a pesar de no tener la máquina atomizadora, que cuesta US$1.5 millón, producen una cocoa mejor que la de otros países porque tiene mejor sabor a chocolate.

Los miembros del Clúster Dominicano de Cacao informaron que ellos pagaron una consultoría para el consumo de chocolate y diseñaron un programa con nutricionista para visitar a las escuelas.

“Para nosotros poder aumentar el consumo de cacao, el sector industrial necesita incentivos por parte del Estado, y reducción de los impuesto, debido a que los costos operativos e insumos son altos”, apuntaron.

Laboratorio. Informaron que instalaron un laboratorio en el país con recursos privados para mejorar la calidad del cacao dominicano y solo están esperando la certificación de la Organización Internacional de Normalización (ISO).

Precisaron que cuentan con el financiamiento de la agencia Caribbean Export y esperan estar acreditados por ISO el año próximo y poder utilizar el sello de ubicación geográfica.