Continua alza del dólar, economista explica las ventajas y desventajas

Continua alza del dólar, economista explica las ventajas y desventajas

El cambio de dólar estadounidense por peso dominicano ha alcanzado su nivel tope colocándose a 59.20 por 1 en el mercado cambiario. Para analizar a profundidad este tema y medir las variables más importantes, Hoy Digital ha realizado una entrevista al economista Francisco Tavárez.   

1. El dólar se cotiza en el nivel tope en últimos años, ¿a qué se debe este aumento?

No hay una razón objetiva que explique más allá de la fuerte demanda de importación el deslizamiento al alza del dólar en la actual coyuntura por varias razones:

Las reservas del Banco Central actualmente acumulan US$15,464.3 millones, por encima de los parámetros internacionales indicador de 3 meses de importación; actualmente el monto supera los 5.8 meses de importación y roza el 13.0% del PIB. Por lo tanto, hay reservas suficientes para intervenir el mercado cambiario cuando lo considere el BCRD.

La confianza del público en la moneda nacional no se ha deteriorado por lo que no existe una demanda de dólares por pesos suficientes para desequilibrar el mercado cambiario.

La tasa de inflación se ha moderado a 3.57% a diciembre de 2023, porcentaje inferior a la tasa de interés bancaria; este nivel asegura que el rendimiento de los ahorros sea positivo y no haya interés de refugiarse en la moneda extranjera incrementando su demanda y metiendo presión al alza al dólar.

Es decir, entre otros elementos que pudiéramos señalar, las razones que explican este incremento se deben a factores comerciales coyunturales que, a motivos estructurales, debido a que las fuentes de divisas siguen sanas y robustas a excepción de la caída de las exportaciones producto del conflicto con Haití: Remesas (US$10,157 millones); Ingresos por Turismo (US$10,000 millones); IED (US$4,300 millones) y Exportaciones (US$11,933.3 millones).

2. ¿Qué tan bueno o malo es esa variación para la economía?

La depreciación del peso durante el 2023 fue de 3.2%, inferior al 4.0% del 2018 y el 5.1% de 2019. Los años de la pandemia fueron atípicos por los efectos comerciales y económicos que implicaron.

Yo diría que lo normal es que el peso se deprecie con respecto al dólar por lo que lo clave es mantener un ritmo de depreciación manejable. Si el nivel de depreciación es manejable, eso es positivo para la economía nacional porque fomenta la competitividad de precios de los productos dominicanos exportados al extranjero mejorando la balanza comercial y reduciendo el déficit estructural que acumulamos.

3. ¿Qué podría hacer el Banco Central para controlar el alza de la divisa estadounidense?

La entidad financiera tiene la responsabilidad de monitorear el mercado cambiario y cuando entienda que la demanda de dólares está muy por encima de la oferta, recurrir a las reservas internacionales para intervenir el mercado y generar liquidez en dólares para mantener el tipo de cambio en estándares manejables para los agentes económicos. Para ello tiene una buena cantidad de reservas, por lo que es suficiente para generar la confianza necesaria en el público que está atento a las fluctuaciones de la moneda.

La disminución de la TPM en 7.00 % en una coyuntura de desaceleración del crecimiento económico en 2023, pudo haber generado salida de divisas en dólares por agentes económicos que vieron en el extranjero, sobre todo en la economía estadounidense mejores perspectivas de rendimiento a sus inversiones. El BCRD tendrá que hacer la debida evaluación de este escenario financiero internacional a la hora de responder en lo próximo con la política monetaria.

4. Cuando el dólar aumenta, muchos dominicanos en Estados Unidos comienzan a enviar dólar para realizar algún proyecto, es claro  que eso le favorece  a ellos, pero, ¿favorece la economía nacional?

No solo es beneficioso para ellos, diría que podría ser un incentivo al incremento de las remesas al país, mejorando la inversión y el consumo privado, dos factores decisivos para el dinamismo económico.

Sin embargo, reitero que depende del nivel de depreciación, porque si es muy pronunciado, solo beneficiaría a estos y a quienes reciben remesas en el país, no así a la mayoría de dominicanos que no reciben.

Además, podría diluir la confianza en la moneda y generar una demanda de dólares como refugio a la pérdida de valor de la moneda nacional, lo que profundizaría un sentimiento que es falta para las economías que es la desconfianza y la incertidumbre.

Formación académica

Tavárez es economista y profesor de la  Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), tiene maestrías en Finanzas Públicas (Université Clermont-Auvergne) y Políticas Económicas y Gestión (Université de Lorraine). También se desempeña como consultor en Finanzas Públicas, Mercado Laboral y Políticas Públicas.

Le podría interesar: ¿Sería discutida la jornada laboral en Código de Trabajo?

Publicaciones Relacionadas