Continúa el rescate de las víctimas de accidente de helicóptero en Escocia

GBRETANA-HELICOPTERO

GLASGOW. AFP. Los servicios de emergencia escoceses intentaban el sábado rescatar a las personas atrapadas entre los escombros de un pub de Glasgow contra el que se estrelló el viernes por la noche un helicóptero de la policía dejando al menos 32 heridos.

“Treinta y dos personas fueron transportadas a los hospitales de Glasgow tras el incidente del viernes por la noche”, indicó la policía escocesa en un comunicado en el que no precisó la gravedad de los heridos.

“Trabajamos intensamente para encontrar a las personas que todavía están en el edificio” junto a los servicios de socorro, cuyas operaciones se desarrollaron durante toda la noche, declaró Rose Fitzpatrick, jefa adjunta de la policía escocesa.

El helicóptero, un Eurocopter EC135 T2, se estrelló contra el techo del club Clutha Vaults hacia las 22H25 (locales y GMT) el viernes por la noche, cuando cientos de personas asistían a un concierto en la víspera de la fiesta de Saint Andrew, patrón de los escoceses.

El aparato transportaba a tres personas: dos agentes de policía y un piloto.

El primer ministro escocés, Alex Salmond, destacó el viernes por la noche la necesidad de estar preparados ante “la posibilidad de que haya muertos”.

“Cayó como una piedra”. Los bomberos indicaron que establecieron contacto con personas atrapadas en el interior del pub, pero precisaron que es difícil indicar cuántas permanecen dentro.

“Estamos reforzando la seguridad del edificio para hacer salir a la gente”, dijo Lewis Ramsay, responsable de los bomberos.

“Hay una investigación completa en curso pero todavía es demasiado pronto para saber por qué se estrelló este helicóptero”, dijo la responsable de la policía.

Jim Murphy, un parlamentario laborista, iba conduciendo por el barrio en el momento del accidente e indicó a la BBC que vio “varios heridos, gente con cortes en la cara, otros inconscientes”.

“Es un pub conocido de Glasgow. Es horrible, pero bravo por la gente que estaba aquí. Todo el mundo formó una cadena humana para sacar ¡a la gente¿ del pub y los bomberos llegaron muy rápido”, añadió.

Grace MacLean, que se encontraba en el pub en el momento del impacto, declaró a la BBC que estaba actuando un grupo de ska cuando escuchó “de repente un ‘whoosh’, sin explosión”.   “Luego, humo o algo parecido. La gente del grupo se reía, nos pusimos a bromear diciéndoles que habían provocado el hundimiento del techo”, añadió.

“Siguieron tocando y luego ¡el techo¿ siguió cediendo y alguien se puso a gritar antes de que el pub se llenara de polvo. No se veía nada ni se podía respirar”, describió.

Gordon Smart, redactor jefe de la edición escocesa de The Sun, se encontraba cerca del lugar e indicó a Sky News que el helicóptero “cayó como una piedra. El motor parecía fallar”.

Smart añadió que no vio ninguna “bola de fuego ni oyó ninguna explosión”.

El primer ministro británico, David Cameron, reaccionó el viernes por la noche en Twitter: “mis pensamientos están con todos los afectados por el accidente de helicóptero en Glasgow”.