Continúan distribuyendo agua en Haití

http://hoy.com.do/image/article/484/460x390/0/F8FB4029-0075-4AAE-BFE0-153A64924B5A.jpeg

Santiago.- Varias instituciones acuíferas de la República Dominicana continúan realizando los operativos de distribución de agua potable a los residentes en Puerto  Príncipe, Haití, dentro del programa denominado “mano amiga”, que busca satisfacer las necesidades de esa maltrata población afectada por un terremoto la semana pasada.

Los vehículos de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), el Instituto Nacional de Aguas Potables (INAPA), y la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd), se desplazan por las calles de la capital haitiana en su labor humanitaria.

El director de Coraasan, ingeniero Hamlet Otáñez, al ofrecer la información, dijo que personal técnico civil y electromecánico, operadores y choferes de esa institución se mantienen desde el pasado miércoles colaborando con las urgentes necesidades de la sufrida población haitiana.

“Adicionalmente Coraasan ha asumido toda la logística y transporte de las ayudas recolectadas por la Corporación Santiago Solidario, desde Santiago hasta los almacenes de Cáritas Haitiana en Puerto Príncipe, lo que ha garantizado que la ayuda de los santiagueros llegue directamente a los afectados”, expresó el funcionario.

Otáñez, quien aspira a la sindicatura de Santiago, informó que varios pozos de abastecimiento de agua potable fueron localizados, equipados y puestos a operar por técnicos dominicanos que laboran en la distribución del preciado líquido.

Dijo que esos pozos vienen a facilitar y abaratar las labores de reconstrucción y ayuda para los damnificados del terremoto, y “ya  no tenemos que venir desde Jimaní, que está a 55 kilómetros”, manifestó director de Coraasan, al constatar el lugar donde podrán suplir el agua.

El funcionario sostuvo que realizaron las pruebas de potabilidad y descubrieron que la fuente ubicada en las afueras de la capital haitiana es apta para el consumo humano, pero que aún así la someten a un tratamiento de clorificación para evitar inconvenientes debido a la situación de salubridad imperante en la capital haitiana.

“Ahora somos más eficientes en este trabajo y el personal que tenemos aquí puede ayudar con mayor rapidez porque se trata de salvar de la sequía a las personas afectadas por el terremoto”, acotó el ingeniero Hamlet Otáñez.

Agregó que las autoridades haitianas consideran que la distribución de agua que llevan a cabo las instituciones dominicanas a su país tiene un significativo valor.