Contralor Catalino Correa expone sobre cambios y retos en la Contraloría

Contralor Catalino Correa expone sobre cambios y retos en la Contraloría

El contralor Catalino Correa Hiciano detalló los avances y fundamentos de la nueva visión de cambio en la que se encuentra inmersa la Contraloría General de la República, durante la conferencia magistral a su cargo, titulada: “Transparencia y Manejo de los Recursos del Estado, Perspectiva de la Contraloría”. 

El diálogo entre colegas, como le llamó el Contralor a su disertación, constituyó el acto central con el que el Instituto de Contadores Públicos Autorizados (ICPARD) clausuró la semana aniversaria, con motivo del Día del Contador. La entidad, que preside el licenciado Bacilio Sánchez, le entregó un certificado de reconocimiento por su participación.

En su exposición, Correa Hiciano enfatizó que desde la Contraloría se está trabajando para lograr el cambio que espera la sociedad y en el que tanto énfasis han hecho el presidente de la República, Luis Abinader y la directora de Ética e Integridad Gubernamental, Milagros Ortiz Bosch.

“El gobierno del cambio requiere de una Contraloría del cambio y nosotros estamos trabajando para lograrlo”, puntualizó.

A modo de dinámica, el funcionario identificó cuatro mitos y realidades en torno a la función de la Contraloría y su responsabilidad en el control interno de los recursos públicos, provocando una activa y fraternal lluvia de ideas entre los presentes.

En ese contexto expresó que es una responsabilidad de todos los colaboradores el que los fondos del Estado se manejen de forma pulcra, y que el incumbente está llamado a ser el primero en poner el ejemplo: «estamos comprometidos con cambiar la imagen de la Contraloría. La imagen de una institución cambia cuando el incumbente se maneja de forma transparente. Tenemos ese compromiso”.

Como parte de la nueva estrategia de cambio destacó la creación de la Unidad Antifraude, la cual persigue que los hallazgos encontrados en las auditorías puedan sustentarse legalmente, para lo que las autoridades consideren pertinente y así poder sentar las bases de un régimen con consecuencia.

“Estamos mostrando que tenemos interés de que las cosas se hagan de forma correcta y que los fondos públicos se manejen de manera transparente, porque en la medida en que la gente sabe que hay régimen de consecuencia, tiene más cuidado para hacer las cosas”, resaltó. 

“Hemos identificado cuatro pilares que se logran cuando el control interno funciona, que son la eficiencia y eficacia de las operaciones, confiabilidad de la información financiera y de gestión, cumplimiento de las leyes y normas vigentes y cuidado y protección del medio ambiente; o sea, cuando funciona el control interno logramos esos objetivos, con ellos tenemos transparencia y calidad en el gasto y cuando eso sucede el dinero rinde; entonces conseguimos la rentabilidad social que se traduce en buena salud, educación, seguridad ciudadana y mejores servicios”, expresó. 

Indicó que también trabajan para fortalecer las Unidades de Auditoría Interna, a fin eficientizar su trabajo, para que los controles funcionen. Asimismo, expresó que están creando planes de capacitación continua, además de una serie de talleres como parte del acuerdo suscrito con la Dirección de Compras y Contrataciones, para formar y orientar a los auditores. 

Durante su alocución, también pasó revista al marco legal de la Contraloría y la importancia del control interno en las organizaciones, las Normas Básicas de Control Interno de primer y segundo grado y los avances en la plataforma tecnológica de la institución. 

Publicaciones Relacionadas