Controlar la presión sería paso contra la demencia

WASHINGTON.  AP.  Controlar la presión sanguínea podría ser la mejor protección contra la demencia, según nuevas investigaciones médicas.

Un grupo científico escaneó cerebros de sujetos para comprobar que la hipertensión provoca cierto tipo de cicatrices que se asocia a un desarrollo posterior de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia senil.

Esas cicatrices pueden empezar a producirse a una edad mediana, décadas antes de que afloren los problemas de memoria. 

La evidencia es suficientemente fuerte como para que el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos empiece pronto a enrolar a miles de pacientes de hipertensión en un estudio numeroso para determinar si un tratamiento enérgico —reducir más la presión sanguínea de lo que se recomienda actualmente— protege mejor no sólo el corazón sino el cerebro. La edad es el principal factor de riesgo para  Alzheimer.