Conversión cuaresmal en una iglesia de sinodalidad

Conversión cuaresmal en una iglesia de sinodalidad

Leonor Asilis

Conversión cuaresmal en una iglesia de sinodalidad fue el tema escogido por el MCC para la Ultreya del mes de marzo, precisamente el miércoles 2.

Maria Isabel Lebron vocal de Ultreya dijo en sus palabras de bienvenida que fue la segunda Ultreya presencial luego de la aparición del coronavirus en nuestro país.

El orador invitado fue Su Excelencia Monseñor Raúl Berzosa quien inicio sus palabras en el contexto de la homilía de la eucaristía celebrada en la sede del Movimiento de Cursillos de Cristiandad en Santo Domingo, precisamente en la Casa San Pablo, en su auditorio, el mismo lugar donde Su Santidad Juan Pablo II inauguró la IV Conferencia Episcopal Latinoamericana.

Berzosa  saludo al auditorio diciendo que es cursillista y se enorgullece de serlo, y que apoya y defiende a este bendito movimiento.

Le puede interesar: Papa Francisco pidió detener la invasión a Ucrania con mensaje para Putin

Luego saludó a la hermana Ángela Cabrera creadora del Instituto Religioso  en Santiago llamado discípulas misioneras de la Santidad y las animó en su bella misión. Entonces ofreció unas palabras explicativas del Evangelio invitándonos en este tiempo de cuaresma a dejarnos reconciliar con Dios a través de la  oración para volver a encontrarnos con Él, el ayuno para quitar espiritualmente lo que nos afea y la limosna para descubrir al hermano quien te  necesita.

Antes de proseguir en la relatoría de esta homilía donde en breve entraremos al tema central de la Ultreya vale destacar que antes de iniciar la Eucaristía nuestra Vocal de Ultreya María Isabel Lebrón al darnos sus siempre muy cariñosas palabras de bienvenida nos recordó  que la librería de Casa San Pablo sigue abierta de lunes a viernes de 9:00 am a 5:00 pm y los sábados de 9:00 a. 12:00 m., teniendo dispuesto para todos un club de lectura y que el programa radial del movimiento que se llama De Colores se sigue transmitiendo los viernes a las 7:00 pm por Vida FM y que gracias a Dios se están celebrando los cursillos de cristiandad habiéndose realizado dos, y uno próximo a realizarse a finales de marzo.

Ahora, sí que volvemos al resumen del tema central escogido para desarrollar, la Iglesia en la sinodalidad a cargo de Monseñor Berzosa quien se refirió a una frase luminosa de San Juan Crisóstomo que refiere a  la condición permanente de la  Iglesia  de estar siempre  en sinodalidad al ser una y santa en Cristo, y católica a modo de universalidad, y apostólica por ser directamente vinculada a través del tiempo por la sucesión apostólica y  romana por la sede del vicario de Cristo (San Pedro).

El Obispo emérito misionero abundo del tema comentando que la Iglesia es: Evangelizadora, ecuménica, samaritana,  o sea, sinodal y martirial. Un dato que tuvo una resaltación especial es que la iglesia tuvo su numero máximo de martires en los siglos XX y XXI.

Se refirio a nuestro Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo que como buen pastor se pregunta sobre sus fieles si
viven la comunion, y en participación y en descentralización.

Para terminar este breve resumen, nos hacemos eco de preguntas muy atinadas que lanzo nuestro orador invitado Monseñor Berzosa para  saber si vivimos en sinodalidad:

1. En nuestra parroquia, en nuestro movimiento o comunidad,  conocemos el plan nacional de pastoral?

 2. En nuestra parroquia, vivimos la  pastoral de conjunto? lo que en nuestra comunidad se vive, repercute en el arciprestazgo  sector, vicaría, o iglesia?

3. En nuestra comunidad promovemos los consejos de pastoral, de economía? etc.

4. En nuestras  parroquias se suscitan vocaciones, carismas, funciones, ministerios diferentes?

5. O por el contrario, nos creemos el  único y el más importante?

Monseñor dijo que el Papa Francisco cuando habla  del próximo encuentro y vivencia en sinodalidad para el 2023 dice deberá haber encuentro, diálogo y discernimiento pero que el agrega también deberá haber presencia de Cristo y compromiso.

Entiende la Sinodalidad como Emaus y a Emaús a su vez como Eucaristia.

Publicaciones Relacionadas