Convierten en ley proyecto
castiga delitos electrónicos

POR PEDRO GERMOSEN
El Senado convirtió ayer en ley el proyecto contra los crímenes y delitos de alta tecnología, entre los que figuran la intervención de teléfonos privados y la clonación o reproducción exacta de una serie electrónica, informática o telemática.

La pieza legislativa, proveniente de la Cámara de Diputados, fue aprobada sin enmiendas, en segunda lectura, en base a un informe favorable presentado por el presidente de la comisión de Justicia, licenciado Francisco Domínguez Brito (PLD-Santiago).

En su artículo 27  la ley establece que la utilización de los citados sistemas para cometer crímenes contra la nación y actos de terrorismo será castigada con penas de 15 a 30 años de prisión y multa de 300 a 2,000 salarios mínimos.

En su artículo 5, la ley dispone que el hecho de divulgar, copiar, grabar, utilizar, alterar, traficar, decodificar o cualquier modo de descifrar los códigos de acceso, información o mecanismos similares, a través de los cuales se logre acceso ilícito a un sistema electrónico, se sancionará con la pena de uno a tres años de prisión y multa de 20 a 100 salarios mínimos.

El acceso ilícito a un sistema informático o la clonación se castigará con la pena de uno a 10 años de prisión y multa de dos a 500 salarios mínimos, establece el artículo 6.

El párrafo segundo del citado artículo dispone que el hecho de explotar ilegítimamente el acceso logrado coincidencialmente a un sistema electrónico, informático, telemático o de telecomunicaciones, se sancionará con la pena de uno a tres años de prisión y multa de dos a 400 salarios mínimos.

El artículo 9 expresa que el hecho de interceptar, intervenir, espiar, escuchar o desviar, grabar u observar un dato, una señal o una transmisión perteneciente a otra persona, sin autorización previa de un juez competente, materializando voluntaria e intencionalmente la violación del secreto, la intimidad y la privacidad de las personas físicas o morales, se sancionará con la pena de uno a tres años de prisión y multa de 20 a 100 salarios mínimos.

Asimismo, el hecho de alterar, maltratar, trabar, inutilizar, causar mal funcionamiento, dañar o destruir un sistema electrónico, informático, telemático o de telecomunicaciones, o de los programas y operaciones lógicas que lo rigen, se sancionará con las penas de tres meses a dos años de prisión y multa de tres a 500 salarios mínimos.

El artículo 12 establece que se sancionará con las mismas penas del homicidio intencional o inintencional, el atentado contra la vida, o la provocación de la muerte de una persona cometido utilizando sistemas electrónicos, informático o de telecomunicaciones.

El artículo 14 dispone que el hecho de obtener fondos, créditos o valores a través del constreñimiento del usuario legítimo de un servicio financiero informático, electrónico, telemático o de telecomunicaciones, se sancionará con la pena de tres a 10 años de prisión y multa de 100 a 500 salarios mínimos.

El chantaje realizado a través del uso de los citados sistemas se sancionará con la pena de uno a cinco años de prisión y multa de 10 a 200 salarios mínimos, dispone la ley.

Respecto al robo de identidad, la ley, sólo pendiente de la promulgación del Poder Ejecutivo, dispone que el hecho de una persona valerse de una identidad ajena a la suya, a través de medios electrónicos, se sancionará con  penas de tres meses a siete años de prisión y multa de dos a 200 salarios mínimos.