Conviviendo con diabetes

Los 84 niños que padecen diabetes de tipo 1 del Hospital Infantil Robert Reid  Cabral  celebraron el Día Mundial de la Diabetes con un encuentro divertido y enternecedor  en compañía de sus padres, médicos y voluntarios.

La alegría y ocurrencia de los menores demuestra que se trata de un grupo de niños que hacen una vida normal y que están conscientes de que padecen la patología. Y es que esa es precisamente la misión de la fundación pro ayuda a la educación de diabéticos “Aprendiendo a Vivir”.

La actividad inició con una misa oficiada por el padre Jesús Hernández en la capilla del centro hospitalario, posteriormente subieron a  la quinta planta del hospital donde les aguardaba  una gran fiesta en un ambiente decorado con globos azules, que junto a las canciones favoritas de los niños y la alegría  de los más  pequeños, llenaron el ambiente. David Ricardo Llibre dijo que la fundación se enfoca en  educar a los padres para que sepan cómo cuidar a sus hijos y también a los niños, para que de una forma u otra también colaboren con su cuidado. 

“Todos los jueves nos reunimos aquí en el hospital y ofrecemos charlas educativas en torno a la diabetes de tipo 1”.

Ricardo Llibre  reconoció, también en nombre de la fundación, al Instituto Nacional de Diabetes, Endocrinología y Nutrición (INDEN), por su trayectoria de más de 30 años de trabajo a favor de las comunidad de diabéticos en el país; asimismo reconocieron a la empresa Oscar Renta Negrón y a Andrés Van der Horst, por su apoyo a la institución desde sus inicios en el año 2005.    

José Antonio López, presidente de la fundación Aprendiendo a Vivir, dijo que en la actualidad hay un 10% de la población que padece la enfermedad, por lo que es necesario continuar la educación al respecto. Al final de la actividad  los niños  disfrutaron de un show de payasos, toma de fotografías y un  brindis.

Zoom

Un día para la diabetes

El Día Mundial de la Diabetes fue declarado por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y al Organización Mundial de la Salud  (OMS) en el año 1991 como respuesta  a la preocupante escala alcista en la incidencia de la enfermedad en todo  el mundo. En tanto que en el 2006 la resolución de la ONU 61/225 designó el Día Mundial de la Diabetes como un día de las Naciones Unidas. Desde entonces el color que representa la lucha contra la diabetes es el azul.