Cooking show, cocina en vivo que atrae y promociona

A1

Un cooking show originalmente se refería solo a esos programas de cocina en los que los chef mostraban a los televidentes cómo preparaban ciertas recetas. Es ese un espacio, normalmente de una hora, en donde el chef enseña paso por paso la elaboración de sus platos.
Antes, solo se necesitaba, una cámara, un chef y una cocina.
Esta modalidad de cocina pasó luego a usarse sin necesidad de contar con cámaras de televisión, y es aún más interesante porque permite, que el público interactúe con el cocinero.
El cooking show es utilizado como una técnica de marketing, porque sirve para aumentar el interés por cocinar, pero también para promocionar algún producto.
Hoy en día, el término se ha expandido, ha sacado esos “shows de cocina”, fuera de los canales de televisión y se ha instalado en otros espacios.
Y es que ahora, los cooking show pueden ser disfrutados en vivo, en diferentes ambientes. Tanto supermercados como algunas empresas dedicadas a la distribución de productos de cocina, invitan a chefs específicos a preparar algunas recetas frente a sus clientes.
Si eres de los que disfrutan de estos eventos, recuerda siempre llevar una libreta de apuntes y un lapicero.
En los restaurantes. Esta modalidad incluso se utiliza en los restaurantes. En los especializados en comida asiática es común. Se preparan mesas especiales, con espacios para cocinar en medio de estas. Este espacio es donde el chef prepara los platos que degustarán los comensales, en el mismo instante que lo piden.
De esta manera, los clientes pueden ver cómo preparan los alimentos que van a consumir.
Los establecimientos de comida asiática lo utilizan mucho para preparar uno de sus platos más famosos: el sushi.
En los restaurantes que hacen este tipo de cooking show, utilizan esta modalidad como parte del entretenimiento que ofrecen, porque se convierte en un espectáculo. En ocasiones, los chef hacen malabares con los utensilios y algunos de los ingredientes que utilizan.
Una cocina abierta. Otra de las formas de cocina que puede llamarse como cooking show, son las cocinas abiertas.
Algunos restaurantes han optado por mantener a la vista sus cocinas, a través de cristales. De esta manera, los clientes pueden ver todo lo que pasa en el “departamento de humo y grasa”.
Los establecimientos que apuestan por este tipo de cocina generan mayor confianza en los clientes.
Esta modalidad ofrece la garantía de que el restaurante cocina con buenos productos y sobre todo, con mucha higiene, lo que puede motivar aún más a los comensales.