Coordinador agencias ONU denuncia deterioro Haití

DE LOS SERVICIOS DE HOY
PUERTO PRINCIPE.-
El coordinador general de las agencias de la ONU en Haití, Adama Guindo, lanzó ayer un “grito de alarma” con el objetivo de acelerar la ejecución de proyectos prometidos por la comunidad internacional, denunciando el deterioro de la situación en ese país. “Haití en un año no ha progresado sino retrocedido”, declaró a la AFP Adama Guindo, antes de la publicación el miércoles del primer informe sobre los progresos en Haití desde 2000, en el marco de la adopción de los objetivos del milenio para el desarrollo.

   “Si no se van a ofrecer oportunidades en Haití para alcanzar los progresos contemplados en los objetivos del milenio en 2015, es necesario que los compromisos adoptados en Washington en julio (más de 1.000 millones de dólares a favor del país) sean concretados en los próximos dos años”, señaló.

   Guindo denunció “deterioro de la situación”, agregando que “los indicadores han retrocedido con la violencia endémica y las catástrofes naturales”.

   Precisó, además, que la mortalidad infantil en el país era de 125 por cada 1.000 en 2003, pero ascendió en 2004 a entre 150 y 160 por cada 1.000.

   Adama Guindo y el primer ministro haitiano Gerard Latortue deben presentar en público el miércoles en Cape Haitiene (norte) los detalles de ese primer informe sobre los progresos alcanzados en el país desde 2000.

ARRESTAR ARISTIDE

Por otro lado, el Gobierno haitiano elabora con la ayuda de juristas una orden internacional para la detención del ex presidente Jean-Bertrand Aristide por cargos relacionados con la corrupción gubernamental y crímenes políticos.  

   “Queremos asegurarnos de que emitamos una orden perfecta en cuanto a los procedimientos internacionales”, indicó el ministro de Justicia de Haití, Bernard Gousse.

   El profesor Camille Lebanc, especialista en derecho criminal que colabora en la confección de la orden, se mostró optimista por el apoyo que ha recibido Haití de parte de la comunidad internacional.

   “Si Haití quiere que otros países cooperen en la ejecución de la orden, no debe ser política”, sostuvo Leblanc.

   Para la emisión de esta orden de arresto, el gobierno de Haití cuenta con el apoyo de la comunidad internacional. Francia, Canadá y Estados Unidos ya han expresado su respaldo.

   “Me parece que es positivo que se investigue el crimen y la corrupción durante el régimen de Aristide”, informó esta semana el embajador de Francia en Haití, Thierry Burkard.

   La semana pasada el ministro francés de Cooperación, Xavier Darcos, opinó que Aristide, actualmente en Sudáfrica, debía responder por “los actos cometidos durante su presidencia”.

   De otra parte, el enviado especial del presidente de Brasil, Marco Aurelio García, que estuvo en Haití la semana pasada, exhortó al primer ministro haitiano, Gerard Latortue, a emitir la orden de arresto contra Aristide.

   El embajador de Estados Unidos, James B. Foley, manifestó que el gobierno haitiano debía investigar la corrupción y los crímenes cometidos durante el régimen de Lavalas, el partido de Aristide.

   El embajador de Canadá, Claude Boucher, se unió a las expresiones.

   Latortue reiteró su compromiso en la lucha contra la corrupción, razón por la que organizó una comisión gubernamental para investigar los alegados crímenes y apropiación ilegal de fondos públicos ocurridos durante el régimen del ex presidente.

   “Aquellos que abusen de la confianza del Estado deben ser castigados”, dijo Latortue. 

   Aristide dejó el poder en febrero de este año después de varios meses de sangrientas revueltas populares y, tras un breve paso por la República Centroafricana y Jamaica, se exilió en Sudáfrica.