Copiloto tenía licencia por tratamientos psiquiátricos

m1

Berlín. EFE. Andreas Lubitz, el copiloto que presuntamente estrelló de forma deliberada el avión de Germanwings, estaba de baja médica y en tratamiento psiquiátrico desde hacía tiempo, según informan ayer medios alemanes.

Entre los documentos hallados en los registros efectuados el jueves en sus domicilios se encontró una baja médica emitida por un neurólogo y psiquiatra, informa la edición digital del diario “Süddeutsche Zeitung”. Según ese medio, Lubitz se había sometido durante bastante tiempo a varios tratamientos psiquiátricos, a cargo de distintos médicos, el último de los cuales le había emitido la baja que, según informó previamente la fiscalía de Düsseldorf, el copiloto había roto y presumiblemente ocultado a su empleador.

El diario berlinés “Der Tagesspiegel” informa, por su parte, de que Lubitz, de 27 años, había seguido un tratamiento por depresión en la Clínica Universitaria de Düsseldorf. En un comunicado, ese centro médico aclaró que efectivamente Lubitz había sido atendido ahí y que su última visita de produjo el día 10 de marzo. Calificó no obstante de “incorrecto” que fuera para un tratamiento por depresión e indicó que había sido para contrastar diagnósticos, sin dar más detalles. La clínica se amparó en el precepto de la confidencialidad médica, que impide concretar esos extremos, aunque señaló que ha trasladado la información pertinente a la fiscalía de Düsseldorf.

Interrogan novia.- La novia del copiloto pudo haber confirmado a los investigadores que este sufría una “grave depresión”, según señaló el canal francés de información “iTélé”. La televisión indicó que la novia fue interrogada el jueves por los investigadores alemanas, ante quienes realizó esa confesión. El canal agregó que los padres de Lubitz serán interrogados por los gendarmes franceses ya que se encuentran en la localidad de Seyne-les-Alpes.