Copresida presenta a Gilberto Santa Rosa

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/77570D0C-7D08-400C-9F9B-BAF1B94724AF.jpeg

Contó con el patrocinio del periódico HOY. El artista tuvo como invitada a Maridalia Hernández

Por REYES GUZMÁN
El Consejo Presidencial del Sida presentó el viernes en el Teatro Nacional el concierto “Por una vida positiva, Gilberto Santa Rosa canta”. Con derecho de entrada como contribución de RD$5.000 (platea) y RD$3.000 (balcón), el público conectó con la causa justa y con los temas éxitos del artista puertorriqueño.

Con el discurso de Humberto Salazar (director de Copresida) proyectado en dos pantallas y las imágenes de la Unidad de Atención Integral del Hospital Infantil Doctor Robert Reid Cabral, se dio inicio a la presentación benéfica.

“Una voz, muchas vidas, muchas sonrisas”, lema promocional en la semana  conmemorativa del Día Mundial de la Lucha Contra el VIH y Sida, sirve de orientación para  tener la esperanza de que  algún día nadie esté afectado por la terrible enfermedad. El mensaje hace conciencia del deber de protección, el que aprovecha el cantante Gilberto para aportar sobre la orientación.

El contenido del concierto se basó en salsa y bolero, teniendo como elementos de apoyo tres parejas de baile. Ambientando el popular Palledium de Nueva York,  Santa Rosa se paseó por el chachachá y  trajo a dos veteranos, que con sincronismo en la coreografía, ganaron aplausos. Marc y Freddy son geniales.

En el repertorio de Gilberto no falta “Por ella”, “Dicen”, “Vino tinto”, “Voluntad”, “La conciencia”, “Almas gemelas”, “Mentira”, “Un amor para la historia”, “Pido la paz para esta guerra”, “Vivir sin ella”, “Qué alguien me diga” y “La agarro bajando”, entre otros.


CON LOS DOMINICANOS

Maridalia Hernández fue la artista invitada y juntos cantaron “Para quererte”. Ella siguió con “En la oscuridad” y “Por amor”. A cambio recibió los elogios del boricua y los prolongados aplausos de los presentes que emocionados se levantaron de sus asientos para despedirla.

Ya el merengue también forma parte de la selección de Santa Rosa e interpreta un popurrí con “Jardinera”, “Muchacha bonita” y  “La toferina” (Bola de fuego). El público lo goza, pero se contiene y no baila porque está en el Teatro Nacional.

De Manuel Jiménez cantó “Derroche” y hace una bonita versión en salsa.


CONTENIDO

A diferencia de otras presentaciones, la del viernes tuvo una producción más espectacular.  Al cumplir treinta años en la música se colocó en pantalla parte de la historia de la salsa, con imágenes de muchos de los triunfadores del género, mezcladas con fotos de cuando él era un niño y fue creciendo hasta convertirse en hombre.

Es larga la lista de temas éxitos, por lo que hace una selección de los que al público les llega con más sentimiento. Le pidieron muchos, pero la noche no permitía exceso de tiempo.

 

Cositas y cosotas

 El comportamiento de muchas personas no es el más apto para el Teatro Nacional. Irrespetan el horario de llegada y quieren hasta pelear con las acomodadoras.

 Una engreída voceó que dio RD$5.000 por su boleta y que había que sentarla en su asiento. Llegó a las 9:30.

 Una rubia se ganó la mala voluntad de los demás, pues pensaba que estaba en una discoteca y hacía gestos que sorprendían. Gritaba como el más fiel fanático de un equipo de pelota en la noche final de la competencia.

 Hay que aprender las reglas del protocolo del Teatro Nacional. Dos lindas jóvenes se abrían paso entre los que ya estaban sentados y casi rozaban sus glúteos con las caras de los puntuales. 

 A Gilberto se le olvidaron las letras de “Voluntad” y por más que intentó retomar el rumbo, no lo logró.

 Dijo que tuvo que esperar 30 años para poder cantar con una artista como Maridalia Hernández.

 Santa Rosa visitó varias veces la mesita, agarraba el vaso y glugluglú. ¿Agua, miel o alcohol?

 Una señora no asistió al concierto para ver a Gilberto, sino para hablar con otra. Conversó bastante, y de qué temas.