Coque Malla se ‘transforma’ en Ruben Blades

Coque Malla (Madrid, 1969) es un tipo inquieto, curioso por naturaleza, inconformista de los pies a la cabeza, fuente externa
Coque Malla (Madrid, 1969) es un tipo inquieto, curioso por naturaleza, inconformista de los pies a la cabeza, fuente externa

Coque Malla (Madrid, 1969) es un tipo inquieto, curioso por naturaleza, inconformista de los pies a la cabeza. Lo era a los 15 años, cuando se juntó con tres amigos y empezó a dar bolos al frente de Los Ronaldos.

Lo fue a los 25, cuando aceptó el reto de protagonizar Todo es mentirajunto a Penélope Cruz, una vuelta de tuerca generacional a la comedia madrileña.

Y lo sigue siendo a los 45, con una carrera consolidada en solitario, desmarcándose de las modas y referencias más evidentespara homenajear a Rubén Blades, el poeta de la salsa, publicando un disco grabado en directo en 2012 en el Café Berlín.

“En un continente castigado, una voz como la de Rubén Blades ha llenado de esperanza, de ideas y de ganas de luchar a un montón de gente”

Malla contesta por teléfono mientras viaja en el AVE a la pregunta más evidente y escueta posible: ¿por qué Rubén Blades? “Entre mis grandes ídolos Rubén ocupa un lugar absolutamente destacado. Mi amor por su música es perfectamente equiparable al que siento por los Stones, Dylan o Bowie.

No sé por qué, conecté con él hace muchos años, de una forma intuitiva.

Como todo el mundo, conocía su canción Pedro Navaja, y un día tuve la necesidad de saber más. Compré un disco en directo y quedé absolutamente noqueado por sus letras, por su fraseo, por las canciones, por su carisma… lo que decía entre canción y canción, graciosísimo y arrebatador”.