Coro Nacional: 53 años
de calidad y proceso evolutivo

http://hoy.com.do/image/article/138/460x390/0/613931C2-4BC1-4D0B-BAEB-6DE0314E9D38.jpeg

DIOMELO MARTINEZ
d.martinez@hoy.com.do
Ha pasado  algo más de medio siglo desde aquel día del año 1955 en que Juan Urteaga, un  músico del campo coral,  vino de España con la misión de conformar el  gran coro que cantaría en  la inauguración de la Feria de la Paz y la confraternidad organizada por el gobierno de facto de  Rafael Leonidas Trujillo.

A partir de entonces se integra oficialmente  a lo que hoy  conocemos como Coro Nacional, principal ente músico-vocal de la República Dominica que desde el año 2004   dirige el maestro José Enrique Espín Santiago.

  Como entidad artística, durante estos 53 años de su fundación el Coro se ha reinventado con el pasar de los años para, según informó su actual director,  cumplir con su cometido musical.

 “Creo que el Coro desempeña una función a la altura de los propósitos que lo conforman en cuanto a lo que debe ser” explicó.

Esta noche al Teatro.  Se presentan esta noche en al Teatro Nacional Eduardo Brito, como parte del cierre de una temporada de dos conciertos auspiciados por la Dirección General de Bellas Artes y Cultura.

El Coro interpretará una pieza de Ludwing Van Beetoven, una fantasía musical que el autor llamó coral. El coro estará dirigido por el director sinfónico Álvaro Manzano y la participación de la pianista Yugoslava Jazmina Gavrilovic.

No.1 de la región.  Espín, que tiene varios años en la entidad,  fue sub-director en el año 2000, aseguró que a juzgar por su calidad vocal y otros elementos, el Nacional  es uno de los mejores coros  de toda la esta región.

Miembros honoríficos. El Coro designó como padrinos de honor a Doña Ligia Amada Melo  y a Monseñor Gregorio Nicanor  Peña Rodríguez, así como a  Jacinto Gimbernal, e Ivón Haza miembros de honor.

Antecedentes

 “La Escuela Cantúm”

Sus inicios  se remontan al año 1955, previo al Coro Nacional ya como entidad existió un grupo de voces que se hizo llamar “La Escuela Cantúm” al frente del padre Bello, obispo pastoral de la iglesia católica. Para esta época se organiza la coral como institución dependiente de la Secretaría de Educción y de la Dirección General de Bellas Artes bajo la dirección de Juan Urteaga.