Corporán en serio

Rafael Corporán de los Santos
El país, y el mundo, acaban de ser testigos de un acontecimiento político extraordinario, cuyo alcance en el fortalecimiento de la democracia deberá ser imitado por muchos.

El acuerdo suscrito por el presidente Leonel Fernández y el dirigente y ex candidato presidencial del PRD, Miguel Vargas Maldonado, convierte a Fernández en un líder de dimensiones inalcanzables y de un futuro que realmente comienza ahora.

Leonel Fernández, en apenas el inicio de un nuevo periodo presidencial, se coloca por encima de los intereses particulares para proyectar su sombra positiva sobre una República que necesitaba un ejemplo de esta naturaleza.

Leonel Fernández, el hombre del Metro de Santo Domingo, de la segunda etapa de este magnífico proyecto, de los elevados y los túneles, de las viviendas, calles, aceras y contenes para aquellos que la naturaleza destruyó sus vidas; el hombre del desayuno escolar, el creador y constructor de Guajimía, el que ha elevado la dignidad de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, para llevarla a todo el país.

Ese hombre acaba de decirle al mundo que la República está por encima de todo y de todos, y que sin importar la solidez de su futuro inmediato, ha preferido colocar la Patria por encima de todo y de todos.

Bien hecho, Señor Presidente, los dominicanos conscientes estamos confiados en el futuro del país, siempre contando con su liderazgo.