Corriente maestros JPD cambia de método de lucha

25_03_2017 HOY_SABADO_250317_ El País3 A

La corriente magisterial Juan Pablo Duarte se plantea implementar otros métodos de lucha para la conquista de reivindicaciones, “que sean más novedosas y menos susceptibles a la represión del oficialismo; menos susceptibles a la desaprobación social”.
Igualmente, la exministra de Educación, Ivelisse Prats de Pérez, sugirió a la corriente magisterial del Partido Revolucionario Moderno (PRM) a ser más creativos en su lucha por conquistas, con métodos que tengan el apoyo de la opinión pública y de los padres de los estudiantes.
En un boletín de la corriente magisterial JPD, que dirige Juan Núñez, se expresa que el cambio de escenario previo al acuerdo del 15 de marzo, en el que la ADP y las autoridades educativas aprobaron un aumento de un 10% a partir de agosto próximo, los hace cambiar de ruta, por lógica elemental, sin renunciar al fin: las reivindicaciones del magisterio, la educación pública de calidad.
Recuerda que la movilización masiva tenía pertenencia para forzar un reajuste salarial ahora y no en agosto. “No logrado esto porque el sindicalismo de estado mayor se rindió, ahora procede volver a las aulas y avanzar los programas porque ya el año escolar empieza su calendario regresivo.
Expresa que esa corriente llama a prepararse para participar en la evaluación de desempeño, de manera que recuperando su laboriosidad, haciendo lo profesional y humanamente posible logren la mejor puntuación, y que su desempeño ponga en evidencias las faltas del Ministerio de Educación.
También, entiende que se le debe dar verde a la escuela por la transparencia en la administración de sus recursos y por la esperanza de una educación liberadora y de calidad, escogiendo un día de la semana para eso. Participar en las marchas verdes, promover o hacer exposiciones fotográficas o vídeos en plazas públicas.
Asimismo, visitar a las familias de la escuela, a las organizaciones sociales y a los medios locales de comunicación exponiendo las limitaciones de los centros.
La corriente JPD y Prats de Pérez se refirieron a la condena que impuso un juez de Barahona a la ADP por realizar paros de maestros. “La condena de la ADP en Barahona crea un mal precedente de judicialización y criminalización de la lucha sindical y la protesta social en el país”, manifestó la corriente.