Corripio aboga especializar fondo para promover desarrollo cultural

http://hoy.com.do/image/article/217/460x390/0/D162A9E1-3CA7-4334-B4C4-9DFF99B10DA5.jpeg

El empresario José Luis Corripio planteó ayer la necesidad de establecer un mecanismo para que las empresas destinen un porcentaje de los beneficios que obtengan para destinarlos al desarrollo y promoción cultural.

Sugirió que en el sector empresarial se hagan reuniones para motivarlos y que hagan cambiar la mentalidad de que la cultura no es un subproducto lejano del desarrollo de cualquier país, especialmente de la República Dominicana.

En una conferencia sobre su experiencia en la administración de exitosas industrias culturales en la apertura de un postgrado en administración de los servicios culturales para 40 personas organizado por la Secretaría de Cultural, dijo que el apoyo al desarrollo cultural del sector empresarial debe se espontáneo y hacerse convencidos de que están haciendo lo correcto.

Dijo, asimismo, que un obstáculo que tiene el desarrollo de la cultura en la República Dominicana es la mentalidad, la cual tendrá que cambiar.

Manifestó que tiene décadas escuchando que la cultura paga, que la cultura de un país es el motor del desarrollo, pero que en gran parte de la población no se está tan consciente de que es así porque no se actúa militantemente en consecuencia con eso.

Espera que esos recursos que puedan ser captados sirvan al apoyo del trabajo de los técnicos que se gradúen, para que puedan gozar de un mejor respaldo en la administración de la cultura.

Dijo que lo que está haciendo la Secretaría de la Cultura le ha llamado la atención porque conoce los exiguos recursos con que cuenta y las actividades que ha desarrollado.

Manifestó que el apoyo a la cultura más que una promoción debe ser un apoyo militante y una obligación militante para el desarrollo de los pueblos de parte de los sectores más pudientes con el apoyo de las esferas gubernamentales.

Expresó que ese apoyo a la cultura debe ser practicado y administrado por esos sectores.

Dijo que se siente inconforme con su colaboración con la cultura porque está muy lejos de lo que cree que puede ser y sería el caso de la mayoría.

Dijo que el apoyo del sector privado y el empresariado a la administración y la cultura es una obligación no solo moral.

Dijo que la administración cultural no es solamente los esfuerzos que se hacen a través del gobierno y de sus organismos, como es la Secretaría de Cultura, y que esos esfuerzos requieren el apoyo del sector privado.

Manifestó que no basta ayudar a la cultura con lo que sobre, sino que debe hacerse con lo que hace falta.

Dijo que antes de administrar la cultura, el sector privado y en especial los empresarios tienen que administrar sus negocios para que tengan el éxito y puedan crear los recursos suficientes para apoyar la cultura.

Expresó que los empresarios promoviendo sus empresas y creando su propio desarrollo entran en la segunda fase que es promover la cultura.

Estimuló a las decenas de personas que han iniciado el postgrado en administración cultural, porque se están dedicando a algo de vital interés y de importancia para la República Dominicana.

Le advirtió que el principal enemigo que pueden encontrar entre ellos es que se cansen y abandonen ese bello proyecto.

Destacó que el éxito de todo proyecto en la vida, depende más de la constancia que de la inteligencia y de los recursos, ya que la constancia escasea más en el ser humano que los otros recursos.

Dijo que la constancia siempre corona con éxito cualquier decisión y felicitó a la Secretaría de Cultura por esa promoción que no se cansa y no busca la excusa de la falta de recursos.

Agregó que el desarrollo de la cultura es una inversión a largo plazo, que no es un trabajo para sembrar hoy y cosechar mañana, y destacó que hay países que tienen menos recursos que la República Dominicana y menos sectores pudientes y han logrado un alto nivel de desarrollo cultural en promedio con su población.