Corripio aboga por tributos a los ricos

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/A3F06216-755C-4E77-9010-E37669B79DDA.jpeg

POR ODALIS MEJIA
El empresario José Luis Corripio Estrada abogó ayer porque el gobierno haga todos los esfuerzos para dirigir los nuevos impuestos a los sectores más pudientes y a los artículos menos necesarios al entender que no se puede afectar el limitado presupuesto de las clases necesitadas.

Dijo además que el Estado debe invertir en provecho de la mayoría y la sociedad en general el producto de las recaudaciones porque si no se hace así entonces los impuestos simplemente serán una carga, pero si regresan a la población ésta aceptaría de mejor forma la imposición de gravámenes.

Puso como ejemplo que en países como Suecia la población paga el 60% de sus ingresos promedio en impuestos y sin embargo, esa sociedad vive contenta y tranquila porque sus necesidades básicas en términos de salud, educación, pensiones y otras,   están eficientemente cubiertas.

“El Estado debe hacer todos los esfuerzos necesarios para desviar esos gravámenes a los sectores que más podemos pagar y a los artículos menos necesarios porque eso es un gravamen directo al presupuesto no elástico y limitado de las clases más necesitadas”, expresó el empresario al ser entrevistado por periodistas al participar de las actividades del Día del Emigrante.

Corripio enfatizó que la creación de nuevos impuestos sólo representa la mitad del problema porque la otra parte está en como se gastan las recaudaciones.

En ese sentido el empresario indicó que los gastos del gobierno deben realizarse mediante la ley de contrataciones y compras estatales, manejarse de una manera eficiente y estar compelidos a un programa de austeridad.

No obstante, indicó que entre los recortes no pueden incluirse la cancelación de miles de empleados públicos en un plazo corto porque eso crearía una crisis social que afectaría a la economía del país.

“Tampoco hay que considerar que el Estado es una empresa privada, donde todo aquel que sobre se tira a la calle,  imagínense ustedes que es tirar a la calle en un plazo corto 40 ó 50 mil empleados eso crea una crisis social con mucha vertiente que afectan la parte económica del país”, apuntó.

Planteó como posible solución para reducir la nómina estatal que el Estado asigne algunos servidores públicos al sector privado, el cual pagaría la diferencia de sueldo, de forma tal que se vayan incorporando gradualmente esos empleados al área privada.

Dijo que con esto los empleados se sentirían más dignificados, trabajando por algo que hacen y a la vez aprenderían más sobre diferentes oficios. Indicó que esta medida se ha aplicado en algunos países para enfrentar el desempleo.

“Si el Estado le paga a 50 a 70 mil personas por no hacer nada sería mejor que le siga pagando el sueldo por un año o dos y ofreciera esa gente al sector privado en condiciones privilegiadas y que le siga pagando y que el sector privado le pague la diferencia, y así se van incorporando gradualmente al sector privado”, apuntó.

Cuestionado sobre las declaraciones del secretario de la Presidencia Luis Manuel Bonetti de que los empresarios deben “apretarse los pantalones” en torno al programa de austeridad, Corripio señaló que no puede equivaler a que se pare el desarrollo creciente y estimulado de los últimos tiempos porque eso crearía un círculo vicioso.

“El amarrarse los pantalones  creo que se dijo en el contexto de pagar los impuestos no en el sentido de contraerse y reduciendo la actividad…creo que el dinero que se ingresa en el Estado si se invierte correctamente se estimula la actividad económica  y la mejoría se extiende horizontalmente entre todos los sectores económicos”, agregó.