Corte Suprema EEUU revisará plan para evitar deportaciones

La bandera estadounidense ondea afuera de la Corte Suprema en Washington el 27 de junio de 2012. La Corte Suprema examina el lunes 15 de abril de 2013 si procede la concesión de patentes relacionadas con los genes. (AP Foto/Alex Brandon)
La bandera estadounidense ondea afuera de la Corte Suprema en Washington el 27 de junio de 2012. La Corte Suprema examina el lunes 15 de abril de 2013 si procede la concesión de patentes relacionadas con los genes. (AP Foto/Alex Brandon)

WASHINGTON. La Corte Suprema de Estados Unidos aceptó el martes revisar una orden ejecutiva del presidente Barack Obama para permitir que hasta cinco millones de inmigrantes “salgan de las sombras” y trabajen legalmente en el país. Los magistrados dijeron que sopesarán desechar sentencias de tribunales inferiores que bloquearon las acciones ejecutivas de Obama en momentos en que se aviva una campaña por las candidaturas presidenciales ya cargada por el tema.

El caso probablemente sea analizado en abril y se anuncie una decisión a finales de junio, un mes antes de las convenciones de nominación presidencial de los partidos Demócrata y Republicano. Los inmigrantes que se beneficiarían con el plan del gobierno son principalmente los padres de ciudadanos estadounidenses y de residentes con permanencia legal.

El gobierno de Texas lidera a 26 estados en su mayoría republicanos que han impugnado el plan de inmigración de la administración demócrata. Hasta el momento, los tribunales federales se han alineado con los gobiernos estatales al evitar que el gobierno emitiera permisos de trabajo, con lo que los inmigrantes habrían comenzado a recibir algunas prestaciones federales. Si al final los magistrados respaldan al gobierno de Obama, al presidente le quedarían aproximadamente siete meses para poner en práctica sus planes. “Confiamos en que las políticas serán ratificadas como legales”, dijo la vocera de la Casa Blanca, Brandi Hoffine, luego de conocerse la acción de la corte el martes.

En el centro del debate nacional está el programa llamado “Deferred Action for Parents of Americans” (suspensión temporal de deportaciones para los padres de estadounidenses). Obama dijo a finales de 2014 que su plan permitiría a las personas que han vivido en Estados Unidos por más de cinco años y que tienen hijos que residen legalmente en el país “salir de las sombras y cumplir con la ley”.