Corte Suprema limita poderes estatales sobre el préstamo

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/52C23BC5-42FA-4231-962E-47DCA8299226.jpeg

Por Patti Waldmeir
En Washington

La Corte Suprema de Estados Unidos decidió participar desde ayer en la crisis de préstamo subprimas del país con un fallo de potencial largo alcance que limita el poder de los estados individualmente a regular el préstamo hipotecario.

El fallo se produce en un caso que puso a prueba el poder de los reguladores bancarios federales para prevenir el papel de los estados en la supervisión de las instituciones financieras que operan dentro de sus límites. La Corte falló por cinco votos a tres que los bancos regulados por la Oficina del Controlador de la Moneda tienen un escudo ancho frente a regulaciones estatales adicionales.

Aunque no implica directamente el préstamo de subprima –préstamos de alto precio que se hicieron a prestatarios con créditos impagables, que se re-empacan como títulos respaldados por hipotecas que a su vez se venden en el mercado secundario– los expertos legales dijeron que podría tener un gran impacto en la capacidad de los estados de actuar de manera independiente para tratar de combatir las prácticas abusivas de financiamiento.

Varios congresistas influyentes están tratando de diseñar una solución legislativa nacional al problema, pero los defensores de los consumidores temen que no puedan actuar suficientemente rápido para proteger a los propietarios de viviendas en problemas. Muchos defensores de los consumidores han estado esperando que los estados actúen más rápido para lidiar con una crisis que está creciendo.

“Realmente, esta es una mala noticia”, dijo Allen Fishbein, director de vivienda de Consumer Federation of America. “Los estados se resistirán a actuar ante la ausencia de una dirección federal muy clara –pero hasta ahora, los reguladores federales han actuado muy cautelosamente. Esto pudiera ir en detrimento de los consumidores”.

El caso ante la Corte puso a prueba si Michigan podría regular las subsidiarias de préstamo hipotecario de Wachovia, un banco nacional.

Eliot Spitzer, quien fue fiscal general de Nueva York presentó un resumen en el caso alegando que los estados no pueden proteger a sus ciudadanos de prácticas hipotecarias inescrupulosas, si son prevenidas por los reguladores federales. “Los estados están más familiarizados con las condiciones y las prácticas locales que el gobierno federal, y pueden reconocer más rápidamente, y responder a las nuevas prácticas abusivas cuando surjan”.

Los bancos nacionales y la comunidad de negocios suele favorecer la prevención federal a la regulación estatal, puesto que es más fácil y barato cumplir con un sistema de reglas nacionales que con decenas de regímenes estatales.

“El control federal protege la banca nacional de una regulación estatal cargante y llena de duplicidades”, escribió la jueza Ruth Bader Ginsburg para la mayoría. La Corte se fragmentó de una manera poco frecuente sobre el fallo, en el cual su miembro más liberal, John Paul Stevens, se unió a dos de los miembros más conservadores, el juez principal John Roberts y Antonin Scalia para emitir su disensión.